Reestructuras y reflexiones

Un alto en el camino para refrescar las ideas.

El confinamiento durante casi 10 meses en 2020 nos llevó a estar frente a un monitor en un tiempo más prolongado de lo habitual, por lo que este aumento en la productividad tanto profesional como personal se tradujo en contenidos adicionales y diversos para este blog.

Además de cerrar muchos temas pendientes y publicar artículos que tenía atrasados, tuve la oportunidad de revisar mucho del output dentro de esta página para pulirlo, reordenarlo y trazar una hoja de ruta para su futuro a corto y mediano plazo. Escribir sigue siendo un hobby del cual es imposible apartarse, y poco a poco hemos logrado sacar adelante una serie de publicaciones que en el pasado se habían vuelto una inquietud en busca de una válvula de escape, y afortunadamente en este año que concluyó pudieron ver finalmente la luz.

A medida que este sitio se ha vuelto más robusto y ciertas entradas categorizadas han incrementado su volumen, la idea de una reestructura se fue convirtiendo en una necesidad. La ventaja de una plataforma como WordPress es su flexibilidad para migrar de interfaces gráficas con funcionalidad añadida, pero poco a poco me dí cuenta de que radicalizar la visualización era un paso complicado (había encontrado un Theme que me gustaba, que podía customizarlo con cierta facilidad y que seguía cumpliendo con su función). La idea de colocar un frontpage que le diera un spotlight más específico a los contenidos del blog fue una respuesta que me pareció muy acertada, y me permitió saltar de una lista plana de posts a un temario selecto con un valor agregado e identidad individual. En pocas palabras, encontré una vida nueva para freeware ideológico.

Haber hecho esta pausa para mirar el camino recorrido con este blog me dio la oportunidad de llevarlo a un crecimiento. Esta aventura digital ha sido sumamente divertida, y ahora que le hemos añadido nuevos elementos visuales y una presentación más dosificada nos va a ayudar a encontrar mejores maneras de incrementar su cantidad, calidad y claridad a un mismo ritmo.