Gangs vs. Gangs

Best X-Men comics in the last 20 years. Enjoy. Or don´t.

Siendo un continuo bestseller durante los últimos 40 años, la franquicia de comics de los X-Men se convirtió no solamente en un hito multimedia sino en una propiedad intelectual de polémica permanente. Su exitosa fórmula atrajo a propios y extraños, pero es importante decir que su constante explotación como bastión comercial la volvio un referente inmediato para describir a todas las tendencias perniciosas que gravitaron sobre la industria de los comics de finales del siglo XX, y que desembocaron en su colapso financiero durante casi una década. Siendo un fan de hueso colorado de sus narrativas y personajes, reconozco que me volví cómplice de este nadir a nivel creativo, siendo un consumidor frecuente y poco exigente con el material publicado. Dentro de la vasta hemeroteca que poseo de estos comics, siempre me llegan a la mente estas palabras cuando recuerdo a los célebres “Hijos del Átomo”: 

“Why do you hate the X-Men so much?”

Alex Ross: “There’s no iconic heart to the X-Men that fight for the ethics of what superheroes are about. On the surface they could argue it’s a morality play, but I see it as little more than gangs against gangs.”— Wizard Millennium Edition: Alex Ross, 1998.

“Gangs versus Gangs.” Un juicio de valor para nada errado si me lo preguntan. Si buscamos a un común denominador que mejor ejemplifique esto, solamente tenemos que mirar al retrovisor y recordar al pináculo artístico labrado por el autor británico Chris Claremont y el artista canadiense John Byrne entre 1977 y 1981, y que como un todo sigue siendo el acervo definitivo sobre el que gravita la franquicia hasta nuestros días. Fue en aquella época en donde este comic perfeccionó a este recurso literario de combates sin cesar entre héroes y villanos con agendas incompatibles. 

El output producido por este equipo creativo sigue siendo irrepetible, dando como resultado natural que las generaciones posteriores se hayan encargado de repetir, alabar, honrar y preservar a sus magníficas cualidades en ámbar, libres de todo cambio que acabe con la gallina de los huevos de oro.

Como contrapeso a este negativo contexto es importante traer a la mesa de discusión lo que son los 10 mejores ciclos argumentales de los Hombres X en los últimos 30 años; donde destacamos esfuerzos individuales que sin duda alguna buscaron dejar a la nostalgia de lado para salirse por la tangente, torciendo un poco (o un mucho) a sus reglas inquebrantables. Se podría decir que estas obras contemporáneas han salvado del cadalso y mantenido a flote a esta saga como la favorita de muchos (aunque cabe decir que incluyo dentro de esta lista a alguna que otra indulgencia de mi parte). Navega a través de las imágenes para conocer a detalle a estos excelentes garbanzos de a libra: