Scott Pilgrim Vol. 6

“Scott Pilgrim’s Finest Hour.”

SPVOL6

Scott Pilgrim’s Finest Hour
Novela gráfica editada en 2010
Arte e historia por Bryan Lee O’Malley
Arte adicional por Aaron Ancheta, Ben Berntsen, John Kantz y Dylan McCrae
Editado por James Lucas Jones, Jill Beaton & Charlie Chu

Publicada por Oni Press

Scott Pilgrim’s Finest Hour es la culminación de 6 años de trabajo y crecimiento profesional para el autor canadiense Bryan Lee O’Malley. El momento de la verdad ha llegado para nuestro protagonista, donde saldrán a la luz los errores dentro de su vida amorosa, amenazando con exponer la fragilidad que esconde bajo una máscara de indiferencia. Scott emprende un viaje interno para conciliar cada uno de sus traumas y a su vez tomar una determinación acerca de sus sentimientos hacia Ramona Flowers. Pero la mente maestra detrás de los ‘Siete Exes Malvados’, Gideon Graves, aparece para jugarse su última carta, lo que los lleva a una confrontación definitiva.

O’Malley estructura su relato de una forma muy peculiar, donde el aspecto fantástico toma prisionera por completo a la narrativa pero sin sentirse forzado, todo con tal de dar énfasis en el sentido de transformación interior que viven todos los personajes. Siendo la mejor contribución artística del autor, se establecen una sucesión de metáforas visuales que crean un sentido de elipsis con las demás entregas de la serie. Para quienes han seguido esta saga desde el volumen uno, hay frases y situaciones que en este tomo tienen su recompensa.

Sin caer en la tradicional sobreexposición, el autor explica que Scott vivió su vida amorosa de forma trágica, escondiendo la verdad acerca de los rompimientos con sus parejas en la forma de fantasías falsas, donde realmente la gente que salió lastimada fue otra y no él. Este suceso lo lleva a confrontar su lado negativo (haciendo un divertidísimo homage al clásico videojuego de Zelda II: The Adventure of Link), llegando a la conclusión que no hay que escapar de nuestros peores aspectos, sino integrarlos y convertirlos en experiencias de vida con la esperanza de no volverlas a repetir.

Tanto Scott como Ramona emprenden estos simbólicos vision quests con el fin de darle a sí mismos una oportunidad de enmendar errores, perdonar y seguir adelante. Continuando con el hincapié simbólico, Gideon Graves es la representación física de vivir en el recuerdo, manteniéndose estático y con resentimientos hacia los demás. Scott al enfrentarlo se da una oportunidad de cumplir sus sueños y batir obstáculos.

Los personajes secundarios juegan papeles menores, resaltando Kim Pine y Envy Adams (a quien O’Malley la dibuja al estilo del afamado mangaka Leiji Matsumoto) quienes dicen adiós a la historia de forma satisfactoria y digna, dejando sobre la audiencia que ha seguido a esta epopeya un hueco en el corazón, pero a la vez felicidad y esperanza.

Sin lugar a dudas este último tomo ofrece una conclusión sólida a una aventura sumamente original, provocativa, inteligente y de gran agudeza, que como trasfondo ofrece un atisbo muy sincero al entorno de la juventud de la era moderna en transición hacia la madurez, y que permanecerá por mucho tiempo en la consciencia colectiva de generaciones enteras de lectores de comics.

– – – – – – – – – –

SP2010SCOTT PILGRIM circa 2010

Con un rostro más redondo, manos mucho más detalladas, peinado estilizado y con ojos ocupando la mitad del rostro, Scott Pilgrim tiene un estilo visual más completo, usando tintas gruesas en su silueta. Una imagen de gran expresividad que trasciende entre los personajes más emblemáticos que han surgido en el ámbito del arte secuencial.

FIN