Astonishing X-Men Vol. 2

“Dangerous.”

Astonishing X-Men Vol. 2: Dangerous
Escrito por Joss Whedon
Arte de John Cassaday
Color por Laura Martin
Publicado por Marvel Comics

Continuamos con nuestras reseñas de la exitosa serie de comics de Astonishing X-Men.

En nuestro análisis del volumen no. 1, trajimos a la mesa de discusión el contexto sobre el cual surge esta estupenda serie, su estilo narrativo, la voz autoral sobre los personajes y su tónica, y de cómo fue paulatinamente convirtiéndose en un puente entre lo moderno y lo nostálgico, al incorporar parte de la historia de la franquicia de los X-Men bajo una perspectiva y estilo literario muy dinámico.

Ahora, nos toca revisar el segundo volumen de esta saga: “Dangerous”, que comprende los tomos número 7 al 12 de la serie de Astonishing X-Men.

– – – – – – – – – –

Durante sus 6 tomos, este arco argumental imprime una dinámica vertiginosa, donde amplifica a grandes decibeles el nivel de violencia y secuencias de acción, combinándola con momentos de intriga, traición e introspección en las motivaciones de los personajes.

Dentro de este aspecto, Dangerous nos presenta el gran nivel de crecimiento de John Cassaday en el aspecto secuencial. Si en series como Planetary nos mostró inventiva para diseñar mundos y vistas fantásticas, así como atmósferas cargadas de grandes emociones, en este segundo volumen lo vemos con gran maestría para dominar al género de superhéroes y sus inherentes escenas de acción, creando coreografías estilizadas sumamente fluidas, donde en ningún momento vemos una colección de imágenes estáticas, sino un despliegue de movilidad a lo largo de las más de 130 páginas que componen a este relato, donde con gran lujo de detalle se presentan a los bandos en disputa y los diversos campos de batalla.

Laura Martin fortalece estos dinámicos escenarios con tonos tanto fríos como candentes, donde la lógica y la emoción establecen un curso de colisión. El mundo tecnológico de los X-Men se combina con parajes desolados bajo el fuego apocalíptico, y Martin nos amplía el asombro en cada viñeta presentada por Cassaday.

La historia en sí narra tanto las consecuencias del volumen anterior y establece una nueva aventura, en donde un elemento clásico dentro de la mitología de los comics de los X-Men es reconfigurado y presentado de una forma sumamente original y mortífera para el reparto principal.

Joss Whedon maneja en su guión situaciones de riesgo y desesperación que dan paso a grandes combates, sustituyendo la intriga de los tomos 1 al 6 por acción de alto octanaje a la vuelta de cada página.

Los momentos de quietud son usados por el autor para continuar su introspección en las mentes y personalidades de los Hombres X, donde la naturaleza de líder nato y extroversión de Scott Summers ascienden a niveles mayúsculos. De igual forma, el autor va convirtiendo a Emma Frost en un personaje enigmático, dejando en ella futuros desarrollos que rendirán frutos en el volumen 3.

También, Whedon aumenta la tensión entre Kitty Pryde y su amado Colossus. Respecto a este último, su desarrollo como personaje ante su resurrección (ocurrida en el volumen anterior) es dejada de lado por el autor, sumergiéndolo solamente en continuas secuencias de acción. Esto mismo sucede con el personaje de Wolverine, quien solamente muestra esbozos de ironía y humor negro en este relato.

Para el caso de Beast, en pequeños instantes el autor nos revela su conflicto interior como un hombre inteligente cegado por su naturaleza animal, repitiendo en diversas ocasiones desplantes propios de un gato.

El villano de esta aventura lleva a la mesa un nivel de interpretación distinto para la historia. Y es que evidentemente Whedon establece dos temas importantes en Dangerous, en la forma de breve existencialismo y conflictos entre padres e hijos: los viacrucis emocionales entre el villano Danger, Scott Summers y Charles Xavier (siendo este último una figura paterna que los ha decepcionado a ambos) toman una importancia inusitada en el último tercio de la historia, donde progenitores y vástagos emprenden rumbos separados como parte natural de su evolución como individuos.

Por otro lado, Whedon juega de nueva cuenta con las convenciones del género de superhéroes, donde en un inicio reafirma la nueva agenda superheróica de los Hombres X, la cual es vista con desagrado por la gente normal y sus propios ‘colegas’ (en este caso por los Cuatro Fantásticos, personajes clásicos dentro de Marvel Comics).

De igual forma, Danger es presentada usando elementos narrativos trillados, como cuando narra su origen a través de mucho diálogo expositorio. El autor está consciente de esto y emplea estos recursos anticuados en diversos momentos para hacer mofa de ellos.

La trama tampoco está exenta de momentos donde la historia previa de los Hombres X es usada para darle un sazón nostálgico: referencias a la etapa previa de Grant Morrison en el título (en 2001-2004), los predicamentos actuales de Charles Xavier (en 2005), así como el bagaje que existe entre Kitty y Colossus (en diversas instancias en los 80s y 90s), son usados como guiños y como escenario para aderezar a la narrativa.

Whedon enseña ligeramente story threads y personajes secundarios que participaron en el volumen anterior con el fin de convencer a los fans que en su saga existe un “plan maestro” a desarrollarse en el futuro próximo.

Dangerous culmina con un cliffhanger interesante, pero que sólo apetece a quienes han seguido las aventuras de estos personajes. Este tomo deja mucho más claro el objetivo en el plano editorial por hacer que esta franquicia se reencuentre con los seguidores de la ‘vieja guardia’ de los X-Men, así como también utilizar a personajes de la etapa del autor Grant Morrison para mantenerlos atentos a lo que suceda en este título.

Aún para aquellos que son lectores recientes, los desarrollos de los personajes actuales sin duda alguna resultan interesantes y efectivos para atrapar su interés.

Como una trama insular, Astonishing X-Men vol. 2 nos regala una historia con múltiples niveles de interpretación, secuencias fantásticas de acción estilizada, y sorpresas para mantener en vilo a sus lectores. Como parte de una mitología, este relato nos da un giro inusual a diversos elementos históricos y los presenta con gran estilo.

SIGUE:
“TORN”