Scott Pilgrim Vol. 3

“Scott Pilgrim and the Infinite Sadness.”

SPVOL3

Scott Pilgrim & the Infinite Sadness
Novela gráfica editada en 2006

Arte e historia por Bryan Lee O’Malley
Arte adicional por Josh Lesnick, Alex Ahad, Andy Helms, John Allison y David McGuire
Producción por Steven Birch

Edición por James Lucas Jones
Publicada por Oni Press

Scott Pilgrim and the Infinite Sadness es el mejor tomo de esta ya memorable saga por Bryan Lee O’Malley. Esta vez, la vida de Scott se pone de cabeza cuando su ex del colegio, Envy Adams, regresa a su vida. Ella trae consigo una serie de recuerdos de un amor perfecto que se deteriora sin avisar. Los ‘Siete Exes Malvados’ atacan de nuevo, esta vez en la persona de Todd Ingram. Conciertos, corazones rotos, groupies, centros comerciales, daddy issues, infidelidad y cosplaying aderezan este melancólico tercer episodio.

En este tercer volumen el autor transgrede de manera severa a sus personajes con momentos cargados de tensión, sentido de impotencia y desilusión que son palpables en cada página, resaltando sobremanera la devastadora conversación que entablan Scott y sus amigos con Envy Adamas y The Clash at Demonhead, su exitosa y superficial banda de rock alternativo. No deja de sorprender el acentuado ritmo con el que acrecenta a sus secuencias, encontrando los momentos idóneos para pasar de la calma y la comicidad al dolor y la resignación a la vuelta de cada página.

De nueva cuenta se emplea el realismo mágico como forma para dotar de humor y metáfora a la trama, esta vez con la confrontación entre Scott y Todd Ingram en el centro comercial de Honest Ed’s, siendo esto un vehículo para expandir el backstory de este tercer ‘Ex’, quien al igual que el protagonista comparte un pasado tortuoso que esconde detrás de una fachada endeble de superioridad y falsa confianza. De nueva cuenta, O’Malley lleva a su historia a absurdos que nunca sacan de balance a su storytelling, sino que le proveen de variantes interesantes y divertidas que consolidan al comic como el favorito de muchos.

Envy muestra un contraste interesante con la personalidad de Scott, quien es noble y con un corazón a toda prueba al estar con sus amigos en las buenas y en las malas. Ella es mostrada como una persona vacía la cual deja atrás su pasado, al cual considera un estorbo. Sin embargo, O’Malley es inteligente y nos muestra que en realidad regresa porque sigue atada a este bagaje, con la falsa idea de que podrá restregarle en la cara a su antiguo amor que es mejor que él. El autor maneja con gran maestría los flashbacks entre Scott y su ex, dejando claro que todos los jóvenes enamorados cometen errores de diversas magnitudes que nos dejan heridas profundas si no sabemos dejar atrás ciertas emociones.

Esta tercera entrega nos ofrece otra muestra más del encanto, coolness y atrayente personalidad de Ramona al colocarla en primer plano en un enfrentamiento con Envy en otro momento surreal en la historia. Es en este tercer episodio en el que se establece un lazo más fuerte y de confianza entre Pilgrim y Flowers. El continuo crecimiento de los protagónicos es notorio, siendo el autor verdaderamente conciso para no reiterar temáticas de un tomo a otro, sino ofrecer aspectos novedosos para los lectores, lejos de cualquier zona de confort.

“USEFUL SOCIAL NOTE: COMBO-PUNCHING REAL PEOPLE IN THE FACE STILL DOESN’T MAKE THEM TURN INTO A SHOWER OF GOLD COINS.”
— WARREN ELLIS.

El aspecto artístico mejora substancialmente en la composición de páneles, con una imagen más agresiva y convincente para Ramona, un esfuerzo consciente por hacer de Envy un personaje visualmente interesante y una rival de impacto en este relato, mientras que a los combates entre Scott y Todd se les dota de atmósferas en distorsión que representan un salto de calidad, incluyendo un easter egg del anime de Shoujo Kakumei Utena que es bienvenido por parte de O’Malley. El comic ofrece además contribuciones de artistas invitados en las últimas páginas así como también un final feliz que abre paso a más emociones en la vida de este grupo entrañable de personajes.

Estos elementos argumentales y artísticos conforman un volumen tres con una integridad y claridad narrativa muy entretenida.

– – – – – – – – – –

SP2006SCOTT PILGRIM circa 2006

De la misma forma que en los flashbacks entre Scott y Envy, O’Malley muestra a su personaje con el mismo estilo de cabello e imagen desaliñada, estableciendo un paralelismo entre el pasado y presente de Scott, que se degrada y atormenta por sus dudas, inseguridades y preocupaciones.

SIGUE:
“SCOTT PILGRIM GETS IT TOGETHER”