Scott Pilgrim Vol. 4

“Scott Pilgrim Gets It Together.”

SPVOL4

Scott Pilgrim gets it together
Novela gráfica editada en 2007

Arte e historia por Bryan Lee O’Malley
Producción por Steven Birch
Arte adicional por Philip Bond, Michael Comeau, Zander Cannon y Steve Manale
Edición por James Lucas Jones
Publicada por Oni Press

Scott Pilgrim Gets It Together muestra el proceso de evolución y madurez de Scott Pilgrim de una forma más acentuada. Esta vez la responsabilidad ha alcanzado a nuestro protagonista, quien está decidido a conseguir un empleo de una vez por todas. Pero las cosas se complican por la extraña conducta de su amada Ramona Flowers una vez que se presenta Roxanne Richter, la femme fatale de los ‘Siete Exes Malvados’. ¿Qué tiene que ver ella con Ramona? Esto llevará a Scott a confrontar sus sentimientos como nunca antes. Fiestas en la playa. Grabando Discos. Amistades del pasado. ¿Ninjas? Sin duda una historia de decisiones cruciales.

Bryan Lee O’Malley establece tres puntos de inflexión muy importantes para el protagonista en este tomo: 1) Conseguir una casa nueva en donde vivir, 2) La determinación por obtener y (posteriormente) recuperar su trabajo, y 3) Conciliar de una vez por todas sus sentimientos de inseguridad y aprecio por su amada Ramona, llegando a una decisión final respecto a su relación de pareja.

El momento fantástico de la serie se da con la aparición del padre de Knives Chau, un master ninja que quiere ajustar cuentas con aquel que rompió el corazón de su hija. El autor presenta una narrativa interesante donde Scott se gana el respeto de una persona mayor con sus buenas acciones. De una forma cómica, O’Malley muestra a un Scott que paulatinamente recupera la confianza en sí mismo y sintiéndose seguro de su lugar en el mundo al estar plenamente convencido de sus emociones.

La historia ata cabos sueltos dejados atrás desde el tomo #2 (en la persona de Lisa Miller, amiga de Scott en el colegio), además de retomar de forma más explícita las referencias a juegos de video (Scott regresa a su acostumbrado estilo de retos-premios para sortear las 3 dificultades enumeradas anteriormente), incluyendo un atinado homage al legendario Ninja Gaiden de la consola Nintendo en la confrontación entre el protagonista y Roxanne Richter.

De nueva cuenta, O’Malley hace un esfuerzo considerable en cambiar su estilo de dibujo, mostrando un diseño más estilizado y estándar, sin caer en inconsistencias entre páneles, siendo el uso del color en las páginas iniciales toda una sorpresa y que es efectiva temáticamente con la llegada del verano para el reparto de personajes — y un recurso usado con gran efecto en el manga japonés de excelencia. Este tomo incluye también ilustraciones por artistas invitados, quienes rinden tributo a esta gran saga.

Scott Pilgrim no solamente es un trayecto hacia una vida de responsabilidad, sino para el propio autor ha sido una experiencia de crecimiento como ilustrador, otorgando a sus lectores un cuarto tomo con un alto nivel de manufactura y su mejor contribución artística hasta el momento, incluyendo un storytelling que a diferencia del tomo 3 reemplaza profundidad, pathos e introspección con un sentido de asombro y playfulness propio de los primeros dos tomos, en los que su final feliz nos entrega la promesa de mayores emociones.

– – – – – – – – – –

SP2007SCOTT PILGRIM circa 2007

Siendo la primera vez que vemos al protagonista a todo color, O’Malley muestra además una evolución significativa con un rostro más estilizado para Scott Pilgrim: Pupilas mucho más grandes (cubriendo gran porcentaje de los ojos), orejas más definidas, un peinado menos suelto y estructurado, así como también cejas más pobladas.

SIGUE:
“SCOTT PILGRIM VS. THE UNIVERSE”