Boomerang: The Biggest Bust

Siendo una crónica de los orígenes del colapso financiero del 2008, Boomerang es una lectura digerible, atrayente, divertida y amena llena de anécdotas irrisorias, inverosímiles, impactantes y vergonzosas sobre la condición humana en el complicado mundo de las finanzas.

Boomerang: The Biggest Bust
Escrito por Michael Lewis
212 páginas en pasta suave

Publicado por W.W. Norton & Company Inc. (primera edición, 2011); Penguin Books (2012)

Mi interés en la bibliografía del analista financiero Michael Lewis nace tras leer el cerebral y honesto reporte beisbolero Moneyball, que desmenuza la importancia de librar de toda subjetividad la eficiencia estadística concreta en el Rey de los Deportes con el fin de lograr el triunfo sobre los grandes equipos y sus inflados presupuestos.

Boomerang: The Biggest Bust es una crónica ocurrente sobre los motivos que desembocaron en el severo endeudamiento de naciones enteras en la unión europea y en los Estados Unidos. Con matices de travelogue y comedia negra, Lewis nos conduce por un divertidísimo análisis de gran accesibilidad sobre la crisis monetaria en países como Islandia, Grecia e Irlanda, así como el rol que Alemania juega para salvaguardar (e imponer) un sano balance económico en el bloque europeo, y una mirada sin compromiso hacia los actuales problemas que aquejan a la Unión Americana, en específico las finanzas municipales y su gravísimo impacto a nivel nacional.

Lewis acierta al dotar a la narrativa de una mirada curiosa y llena de humorismo sobre los aspectos culturales de cada nación analizada en el texto, dejando ver rasgos que descubren conductas nocivas que dan pie a explicar (o intentar explicar) las razones que desataron la inestabilidad social a raíz del colapso de los préstamos inmobiliarios y el subsecuente endeudamiento colectivo. De lo macro a lo micro, Boomerang desnuda estos comportamientos y el grado de responsabilidad compartido entre inversionistas, banqueros, gobierno, asesores financieros y el propio contribuyente local, llegando a conclusiones horroríficas tales como la siguiente:

“It’s a problem of people taking what they can, just because they can, without regard to the larger social consequences. The financial problems were the symptom. The disease was the culture.”

Llena de anécdotas que son tanto irrisorias, inverosímiles como impactantes y vergonzosas, Boomerang es una lectura digerible y ampliamente recomendable tanto para estudiosos del ámbito de las Finanzas como lectores curiosos deseosos de conocer los engranes que mueven a este mundo contemporáneo bajo la influencia desmedida de la teoría del capital.