Battle Royale

Battle Royale es una de las películas más impactantes, desgarradoras, sensacionales, provocativas, subversivas y brutales del cine japonés contemporáneo, un melodrama atrayente con momentos intensos de crítica social y controversiales actos de violencia estilizada.

Battle Royale | Japón, 2000
Dirigida por Kinji Fukasaku
Libreto cinematográfico por Kenta Fukasaku y Koushun Takami
Basada en la novela homónima por Koushun Takami
Cinematografía por Katsumi Yanagishima
Musicalización por Masamichi Amano
Edición por Hirohide Abe
Producida por Kenta Fukasaku, Kimio Kataoka, Chie Kobayashi y Toshio Nabeshima
Distribuida por Toei

Impactante. Desgarradora. Sensacional. Provocativa. Subversiva. Controversial. Brutal. Battle Royale es una de las películas definitivas del cine japonés contemporáneo, y testamento definitivo de la brecha generacional suscitada en el país del Sol Naciente en los últimos 20 años.

Calificada por el propio Quentin Tarantino como lo mejor de lo mejor desde que inició su carrera en el cine, esta cinta está basada en la iracunda e incisiva novela de Koushun Takami, que impregna una narrativa llena de momentos cándidos e inocentes como por instantes escalofriantes dignos de cualquier producto literario de terror convencional.

La trama narra el intento desesperado del gobierno japonés por desmoralizar la actitud crítica y rebelde del sector juvenil, seleccionando a grupos estudiantiles cada año para participar en “Battle Royale”, una contienda despiadada donde tendrán que matarse entre ellos en una remota isla.

Es así como 42 alumnos son puestos en un campo de batalla que reclamará su inocencia y sus sueños, para beneplácito de su resentido maestro Kitano (Takeshi Kitano, en una mercurial y extraordinaria actuación):

1. Tatsuya Fujiwara como Shuya Nanahara, protagonista principal de la historia.
2. Aki Maeda como Noriko Nakagawa, interés romántico de Shuya.
3. Taro Yamamoto como Shogo Kawada, quien esconde nobleza en una coraza de indiferencia.
4. Ko Shibasaki como Mitsuko Soma, mujer de traumas severos.
5. Masanobu Ando como Kazuo Kiriyama, de tendencias psicóticas.
6. Chiaki Kuriyama como Takako Chigusa.
7. Sosuke Takaoka como Hiroki Sugimura.
8. Takashi Tsukamoto como Shinji Mimura.
9. Yukihiro Kotani como Yoshitoki Kuninobu.
10. Eri Ishikawa como Yukie Utsumi.
11. Sayaka Kamiya como Satomi Noda.
12. Aki Inoue como Fumiyo Fujiyoshi.
13. Takayo Mimura como Kayoko Kotohiki.
14. Yutaka Shimada como Yutaka Seto.
15. Ren Matsuzawa como Keita Ijima.
16. Hirohito Honda como Kazushi Nida.
17. Ryou Nitta como Kyoichi Motobuchi.
18. Sayaka Ikeda como Megumi Eto.
19. Anna Nagata como Hirono Shimizu.
20. Yukari Kanasawa como Yukiko Kitano.
21. Misao Kato como Yumiko Kusaka.
22. Hitomi Hyuga como Yuko Sakaki.
23. Satomi Ishii como Haruka Tanizawa.
24. Asami Kanai como Chisato Matsui.
25. Satomi Hanamura como Yuka Nakagawa.
26. Yousuke Shibata como Mitsuru Numai.
27. Shiro Go como Ryuhei Sasagawa.
28. Yuuki Masuda como Hiroshi Kuronaga.
29. Shigeki Hirokawa como Sho Tsukioka.
30. Tamaki Mihara como Izumi Kanai.
31. Tomomi Shimaki como Sakura Ogawa.
32. Yasuomi Sano  como Kazuhiko Yamamoto.
33. Shin Kusaka como Yoshio Akamatsu.
34. Gouki Nishimura como Tatsumichi Oki.
35. Shigehiro Yamaguchi como Toshimori Oda.
36. Osamu Ohnishi como Yoji Kuramoto.
37. Satoshi Yokomichi como Tadakatsu Hatagami.
38. Junichi Naitou como Yuichiro Takiguchi.
39. Tsuyako Kinoshita como Mizuho Inada.
40. Mai Sekiguchi como Kaori Minami.
41. Takako Baba como Yoshimi Yahagi.
42. Haruka Nomiyama como Mayumi Tendo.

Kinja Fukasaku presenta Battle Royale como una adaptación verbatim del libro, pero su mayor logro es dotarla de situaciones extremamente satíricas que detonan emociones específicas sobre su audiencia, ya sea para sacarlas de balance u ofrecer pausas de reflexión, humor macabro y momentos offbeat aderezados de música clásica en escenas contrastantes y diálogos autoconscientes en vistas plagadas de realismo mágico y meta-comentario.

Cualquier acto dentro de la cinta es digno de comentarse, aplaudirse, alabarse, repudiarse y estremecerse. Desde un opening que sólo puede catalogarse de sublime, el cual introduce a los protagonistas, al reparto de apoyo y a su problemática de forma concisa y perfecta, donde cualquier crítica de sobreexposición queda abatida por una puesta en escena que se ayuda de footage alterno que complementa esta labor y lleva de la mano al público para capturar su atención y lograr su comprensión, sazonado con instantes vertiginosos de ultraviolencia que incrementan el desconfort y expectación.

A partir de aquí, Battle Royale combina drama juvenil de tintes telenovelescos, que es salpicado por brotes de slasher y exploitation film. Los niveles de melodrama son atrayentes, nunca off-putting, donde las ilusiones de estos jóvenes son aplastadas por una estructura gubernamental-militar que intenta a toda costa evitar la obsolescencia.

La película entrega una alegoría a la idea de los Hijos como los Herederos de la Tierra, cansados de una autoridad que mantiene sujeta a una nación bajo principios arcaicos, incapaz de proponer una alternativa para su pleno progreso, creando a su vez un ambiente bizarro, un opresivo microuniverso donde la indiferencia, la desconfianza y la paranoia amenazan con deshumanizar y pulverizar a estos niños.

Battle Royale es la sucesora espiritual de Lord of the Flies, compartiendo un comentario social pero que reemplaza sutileza y existencialismo poético con dosis de melodrama atrayente que revela pathos severos, reclamo hacia las instituciones, y nostalgia por tiempos mejores, desplegando a su alrededor coreografías de hostilidad inmisericorde teñidas en rojo carmesí.