Soy bueno y lo valgo

No regales tu trabajo.

La brecha generacional que se suscita en la actualidad reconoce a la desigualdad como un mal endémico, y es por ello que demanda modelos de trabajo no solamente equitativos sino disruptivos, que incidan sobre las estructuras tradicionales y las lleven a una modernización. La población económicamente activa está empujando hacia una nueva cultura corporativa, y en un balance aceptable con la calidad de vida.

Al día de hoy, la remuneración justa para el freelancer se ha convertido en una preocupación de mayor relevancia y urgencia dentro de la segunda década del siglo XXI. En dicho tenor, y durante el mes de mayo de 2021, en las redes sociales se empezó a distribuir constantemente el siguiente gráfico, el cual de manera elocuente expresa ese derecho que el trabajador independiente goza para exigir a su empleador tanto el respeto a su profesión como su correcto reconocimiento económico.

How to politely say “Sorry, I’m not doing that for free”
Autor anónimo