Make the world better than it was the day before

Un estudio in depth para el comic de “SECRET WARRIORS”.
Parte Seis de Diez: “Siege”.

A continuación presentamos un estudio in depth de SECRET WARRIORS, una serie de comics publicada por la editorial Marvel entre febrero de 2009 y julio de 2011, siendo una de las obras más importantes para su autor, Jonathan Hickman, dentro del mainstream.

Esta saga contó con excelentes dosis de suspenso, intriga conspiratoria y acción estilizada, y sobre la cual Hickman ejecutó con gran visión y audacia un plan maestro a largo plazo repleto de misterios, sorpresas, drama y emociones, ofreciendo además múltiples perspectivas y contrastando los puntos de vista de su amplio ensamble de personajes.

– – – – – – – – – –

SINOPSIS

Siege: Secret Warriors
Escrito por Jonathan Hickman
Arte por Alessandro Vitti
Color por José Villarrubia
Portada por Marko Djurdjevic
Publicado por Marvel Comics en junio de 2010

Tras atestiguar la toma de Asgard y los acontecimientos que terminaron en la muerte de su padre Ares, Phobos, Dios del Miedo, decide llevar su furia hacia la misma Casa Blanca para cuestionar y reclamarle al Jefe de Estado los motivos que desataron toda esta locura.

Mientras tanto, Nick Fury y Captain America combaten en Asgard a las fuerzas de Osborn. Fury invita a su amigo a la reunión anual entre los Howling Commandos sobrevivientes de la Segunda Guerra Mundial. Cap acepta gustoso.

Aún y cuando Phobos se abre paso entre los agentes que conforman el fuerte dispositivo de seguridad presidencial, no logra llegar hasta el Mandatario, por lo que decide dejarle una misiva:

“Usted sacrificó el honor por diligencia. El intento seguro por la rápida acción. Se equivocó y todos pagamos por ello.
Por lo tanto, mortal, espero que en el futuro haga mejor las cosas… Porque si no, no dude que algún Dios lo juzgará por sus defectos.
Sería una pena que apostara su buena fortuna con desatino.”
El Dios del Miedo,
Hijo de la Guerra.

– – – – – – – – – –

REVIEW

“In Mighty Avengers #13, Bendis wrote, “Every day for the rest of your lives you are going to make the world better than it was the day before” — that’s a pretty good place to start. Might be a good idea to tack on “even if it cost you everything,” but a good place to start regardless. Everyone’s on board with this being a super-hero spy book, so this will be all about small moves with large consequences and big moves that change everything.”
— Jonathan Hickman.

Secret Warriors presentó un tablero global, donde un gran número de personajes en mayor o menor medida ejecutaron roles que fueron creando un efecto dominó de grandes consecuencias, y a lo largo de nuestros análisis hemos hecho señalamientos puntuales de su importancia en la narrativa.

Principalmente, el título narró los esfuerzos de Nick Fury por ejecutar el “PLAN”, es decir, eliminar a la amenaza de HYDRA (liderada por el maléfico Barón Wolfang Von Strucker) dentro del panorama mundial. Para ello, tuvo a su grupo inicial de “Crisálidas”, jóvenes superhumanos que juraron proteger a la humanidad: Quake, Hellfire, Stonewall, Slingshot, Phobos, Druid y Eden Fesi.

Sin embargo, Fury hizo uso de otros recursos. Fue aquí donde Hickman introdujo tanto a personajes clásicos y compañeros de armas de Nick como a nuevas caras en el catálogo de Marvel Comics.

Pero la historia tomó un giro inesperado con la presencia de un nuevo jugador: LEVIATHAN, una agencia ultrasecreta de inteligencia surgida del bloque soviético, trayendo consigo una encarnizada batalla que estuvo llena de acción, heroísmo, miedo, sacrificio, lealtad, traición y muerte. La aparición de Leviathan puso al descubierto secretos largamente ocultos en el pasado de Fury, Strucker y compañía; secretos que se remontaban al enigmático EVENTO ZODIAC: un suceso mayúsculo el cual ató los destinos de estas tres facciones para siempre.

Pero en el caso de “Siege: Secret Warriors” fue una edición de un solo tomo la cual le dio un descanso a la trama, reintegrando al comic al panorama global de los comics de Marvel: esta publicación nos contó una historia breve de dolor y brutal acción.

“[THIS] issue primarily takes place in two locations: Asgard and the White House, and it focuses mostly on Phobos dealing with his father Ares getting killed earlier in Siege, and the Fury/Captain America relationship. It takes place over a couple hours. It’s very immediate.” — Jonathan Hickman.

Con ella, esta serie participó de manera concurrente con el magno crossover de nombre Siege, la cual dio cerrojazo al dominio que Norman Osborn tuvo sobre la comunidad superhumana, tras orquestar un ataque sobre el mundo mítico de Asgard. Siendo repelido por Captain America y los Avengers, Osborn fue puesto tras las rejas.

A través de un flashback, Jonathan Hickman nos volvió a mostrar la complicada relación entre Ares y su hijo Alexander, y de cómo su visión del mundo era completamente diferente a la de los humanos. Estos Dioses decidieron mezclarse entre la raza humana y sus asuntos, pagando caro las consecuencias.

Hickman nos dio una lección de historia, en la cual los sacrificios de las instituciones en pro de resultados expeditos los llevan a una visión estrecha de sus alrededores y del clima socio-político imperante.

El arte de Alessandro Vitti en esta edición fue fantástico, mostrándonos a un Alexander decidido a cumplir su venganza, convirtiéndose en la viva imagen de su padre. José Villarrubia complementó de manera adecuada con colores mudos para una aventura de subterfugio mezclada con alto octanaje, y una combinación multicolor (aunque con varios grados de opacidad) para el combate en Asgard entre Nick, Cap y los supervillanos.

Este fue un relato breve, pero profundo, donde una vez más Hickman mostró un dominio del ritmo narrativo y de las personalidades de sus personajes principales y secundarios.

SIGUE:
“THE LAST RIDE OF THE HOWLING COMMANDOS”