It is the day after a long night

Un estudio in depth para el comic de “SECRET WARRIORS”.
Parte Cinco de Diez: “Wake the Beast.”

“I am the KRAKEN… And I help people become what they are supposed to be.”
— Secret Warriors #12.

A continuación presentamos un estudio in depth de SECRET WARRIORS, una serie de comics publicada por la editorial Marvel entre febrero de 2009 y julio de 2011, siendo una de las obras más importantes para su autor, Jonathan Hickman, dentro del mainstream.

Esta saga contó con excelentes dosis de suspenso, intriga conspiratoria y acción estilizada, y sobre la cual Hickman ejecutó con gran visión y audacia un plan maestro a largo plazo repleto de misterios, sorpresas, drama y emociones, ofreciendo además múltiples perspectivas y contrastando los puntos de vista de su amplio ensamble de personajes.

– – – – – – – – – –

SINOPSIS

Secret Warriors #11-16
“Wake the Beast”

Escrito por Jonathan Hickman
Arte por Stefano Caselli (tomos 11-15) & Gianluca Gugliotta (tomo 16)
Color por Sunny Gho
Portadas por Jim Cheung
Publicado por Marvel Comics entre febrero y julio de 2010

Leviathan busca desesperadamente la Caja que Madame Hydra tomó del Clan Yashida. Su búsqueda los lleva a la base secreta Nemesis, donde secuestran a Viper.

Madame Hydra va en su rescate, pero todo es un ardid: Madame/Contessa siempre ha sido una triple agente leal a Leviathan, e infiltrada desde hace tiempo en S.H.I.E.L.D. y HYDRA. Matando a Viper, Contessa le entrega el contenido de la Caja a su líder Vasili Dassaiev, alias ‘Magadan’, quien lo usa para revivir a su comandante Viktor Uvarov (nombre clave ‘Orion’) y también a su ejército que ha dormido en animación suspendida durante 14 años. Leviathan intenta sin éxito firmar la paz y conseguir la obediencia de HYDRA, desatando tras esto una guerra.

A medida que vemos esto, se nos revela el origen de cada uno de los generales de HYDRA, cuyo surgimiento fue orquestado por el misterioso Kraken. Pero lo que nadie sabe es que este general fue asesinado tiempo atrás y su lugar fue usurpado por un impostor, cuya lealtad es a todas luces cuestionable.

Mientras tanto, Nick Fury mueve a sus piezas, asignando misiones a sus Crisálidas y activando a dos grupos de soldados adicionales, así como también alista a sus Howling Commandos para una misión en China. Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas: Daisy está furiosa tras saber que Fury expulsa a Sebastian Druid del equipo sin su consentimiento, llevándola a una depresión que la orilla a dejarse llevar por los avances románticos de Hellfire.

Pero lo impensable sucede: a cambio de escapar junto con Daisy de esta guerra sin sentido, JT James le revela los planes de Fury al Barón Strucker.

– – – – – – – – – –

REVIEW

Secret Warriors no solamente emplea a personajes clásicos de Marvel Comics como Nick Fury, las organizaciones de S.H.I.E.L.D. y HYDRA, entre otros, sino que evoca además a la historia y continuidad de las aventuras entre el propio Fury y sus enemigos. Jonathan Hickman estructuró a esta saga no para ser un recorrido por memory lane, sino como una historia donde se establecen nuevos insights de esos eventos que moldearon las personalidades y los conflictos de estos individuos, y establecer con esto una nueva dirección.

El conflicto de Fury es también uno generacional, donde los servicios de inteligencia que ahora son considerados reliquias se vuelven más fuertes, deseando con ahínco resurgir, someter y moldear al mundo moderno.

Esto lleva al autor a respetar esta historia, pero también a analizarla, darle un sentido y proveer al final un nuevo camino para estos arcaicos personajes, una dirección novedosa y moderna, sin caer en los tradicionales “retcons” (slang para ‘continuidad retroactiva’ donde se reescriben eventos pasados en los comics de manera arbitraria e incluso sin justificación).

El autor comentó en diversos foros su metodología para reconocer esta continuidad y darle un enfoque fresco que sirva como base para establecer conflictos y situaciones de importancia en tiempos actuales:

“We did extensive research. We read all the Steranko stuff and we read all the early stories and relevant mini-series. Obviously, Bendis had done some pretty significant Nick Fury stuff himself. We’re not lazy writers. It fell on me to do a lot of that research. I have a pretty good track record of doing phenomenal amounts of research in my work. When telling these stories, a lot of people have used Nick Fury as window dressing. This is one of the reasons why Bendis took him off the stage for a while, to increase his importance and relevance.

 Nick Fury and S.H.I.E.L.D. would show up in every series anytime you needed an army of good guys or whatever. HYDRA would show up if you needed an army of bad guys to get the hell beaten out of them. There have been 5,000 Nick Fury stories over the years at Marvel. I don’t believe you do a service to Marvel or the reader or the property if you treat all 5,000 of those stories equally.

I don’t do retcons. I might add some history where there was none, but I don’t do the other thing. Now, if you’re asking me if I believe everything PRINTED at Marvel is canon, then no… I don’t agree with that. If a creator was on a book for a short period and did a shit little story that contradicts something I want to do… then no I don’t consider that ‘relevant.’ I think that there are touch points that are very, very important — the origin of the character, the first run, the big events they’ve been a part of over the years.

But I don’t think it matters as much if Nick Fury and his kid got in a fight in two pages of a mini-series in 1989. I don’t think that’s as relevant as the stuff Steranko did years ago. I think you have to be very careful about what is important continuity and what isn’t. Some writers call that super-consistency, and that’s what you go for. I think that’s a fair term. Those are my feelings on continuity and how all that stuff should be treated.”

Hickman establece una línea de tiempo nueva, donde ciertos eventos son descartados o reconfigurados para darle un orden al conflicto S.H.I.E.L.D.-HYDRA. Mostrando una gran maestría para balancear en su guión los momentos introspectivos, los misterios, la acción y el avance vertiginoso de la trama, “Wake the Beast” se convirtió en el relato más ambicioso de Jonathan Hickman en su tenor como escritor en Secret Warriors, con una gran confianza y fuerte voz autoral, definiendo a la perfección a cada uno de los personajes que intervienen en esta historia.

Y es que en “Wake the Beast” no solamente se introduce a Leviathan, la organización de espionaje del bloque soviético, sino que también se repasan los orígenes de cada uno de los generales de HYDRA con gran energía, además de darles tiempo suficiente tanto a Fury y a Dugan para mostrar planes a futuro en la narrativa, así como hacer del grupo de Crisálidas comandados por Daisy un grupo con una integración y convivencia genuinos.

El tema principal de esta saga está muy ligado con la historia personal del enigmático Kraken, cuya creencia de ser el catalizador para que otros alcancen su potencial permea a lo largo de este tercer arco argumental: tanto HYDRA, Leviathan y los jóvenes soldados de Fury se esfuerzan por encontrar lo que los define a ellos mismos. Además, se presentan a dos grupos nuevos de aliados para Nick Fury: el Equipo Negro comandado por Alexander Pierce, así como el Equipo Gris, de Mikel Fury, trayendo de vuelta las referencias a tomos anteriores, donde apareció un listado de todos estos nuevos personajes (en Secret Warriors #1).

Se ofrece un momento breve de introspección para Stonewall, donde se expone que estos superhumanos bienhechores están dispuestos a dejar atrás su tormentoso pasado y ser una familia que se protege el uno al otro, dejando de ser instrumentos que sólo ejecutan acciones. Es aquí donde Hickman establece que su verdadero padre se trata del villano Absorbing Man, personaje clásico en los comics de Thor.

Entre las sorpresas incluidas en este relato sobresale la traición de Hellfire con el fin de escapar de las agendas suicidas de Fury. Esto nos hace recordar eventos del primer arco, en donde parte del plan de Nick se encuentra el plantar a un agente encubierto en HYDRA.

También, la historia ofreció una nueva apariencia para Viper, la cual es similar a la que el afamado ilustrador Alex Ross creó para el comic de EARTH X (publicada por Marvel Comics en 1999 y una de las sagas favoritas de Hickman), siendo éste un homenaje bienvenido.

La historia presentó una línea de tiempo en la que se proyectan flashbacks a los orígenes de HYDRA, desde hace 22 años atrás hasta nuestros días. Como hecho curioso, el autor se da tiempo para hacer un paralelismo entre los eventos del tomo #4 (en donde Nick y Contessa tienen una cena romántica). Hickman revierte esta situación, cerrando el círculo narrativo entre ambos personajes.

En el aspecto artístico, vemos algunas inconsistencias en el arte de Stefano Caselli: en los tomos 11 y 12, empleó un estilo muy limpio y con acabados finos. Sin embargo, a partir del tomo 13 al 15, sus trazos denotan muchas líneas sobre los rostros de los personajes, así como también el colorista Sunny Gho entregó una selección cromática dispar, donde en los tomos 11 y 12 presenta tonos muy saturados y grisáceos que llegan a oscurecer el arte, y en los tomos siguientes utiliza muchos colores primarios, en particular el rojo y azul, no así en los flashbacks los cuales tienen un acabado uniforme. Como nota curiosa, Caselli rindió homenaje en un panel a una clásica pose de Contessa en la serie de NICK FURY, AGENT OF S.H.I.E.L.D., ilustrada por Steranko en los 60s.

El tomo #16 es ilustrado por Gianluca Gugliotta quien, aún y cuando su sentido de anatomía y composición a detalle de páneles y escenarios fue muy bueno, los rasgos faciales distaron mucho de ser los mejores, haciendo que sus personajes tengan un contorno de rostro extraño, ojos sin pupilas y con muchas líneas de expresión en sus caras. Jim Cheung como siempre ofreció excelentes portadas donde al igual que en el arco anterior se relacionan en mayor o menor medida con la historia en interiores.

A pesar de estos problemas en el arte, a nivel narrativo “Wake the Beast” presenta por completo al ensamble de personajes, con grandes sorpresas y un balance en caracterizaciones estupendo. El autor en diversas entrevistas dio su opinión respecto a este relato:

“The whole arc takes place one month after issue #10 of Secret Warriors. We’re going to see the rest of the origins of the HYDRA people, as well as see the unveiling of the rest of Leviathan and the continuation of them versus HYDRA. This is a big arc for Viper, Madame Hydra/Contessa and Kraken. And, of course, Nick Fury continuing to put his pieces into position and stealing every scene he’s in.

At the end of issue #16, the last issue of “Wake the Beast”, I will have put every piece on the table that I have. Everything after that is endgame. Everything in the book will have been featured in those 16 issues, all the little plot points and all the character stuff. The rest of the series is nothing but rolling down the other side of the mountain. We’ll see lots of Leviathan. We’ll see lots of HYDRA. We’ll see lots of the kids and the Howling Commandos and Nick. There will be a lot of car crashes and explosions and tragic endings and all kinds of stuff.”

SIGUE:
“SIEGE: SECRET WARRIORS”