S.H.I.E.L.D. Vol. 1 #5

“Chapter Five: The Forgotten Machines of Nikola Tesla.”

S.H.I.E.L.D. #5
“Chapter Five: The Forgotten Machines of Nikola Tesla”
Escrito por Jonathan Hickman

Arte por Dustin Weaver
Color por Christina Strain
Letra por Todd Klein
Portada por Gerald Parel
Producción por Damien Lucchese
Editado por Jake Thomas, Daniel Ketchum & Nick Lowe

Publicada por Marvel Comics, la serie de S.H.I.E.L.D. reinterpreta a los exponentes artísticos, científicos y figuras más destacadas a lo largo y ancho de la historia antigua y contemporánea de la humanidad, y los integra en historias del corte clásico de superhéroes. Este excelente comic es todo un tour de force, lleno de giros característicos de la ciencia ficción, con un alto índice de acción épica y consecuencias de gran dramatismo.

– – – – – – – – – –

SINOPSIS

Tras liberar a Nostradamus, el joven Leonid observa detenidamente el cisma institucional que azota a la Hermandad de Shield: dos facciones han surgido, lideradas por Leonardo da Vinci e Isaac Newton, que entre 1957 a 1960 han dividido de forma irreversible a la organización.

Leonid, Nostradamus y el Celestial (en plena adolescencia) temen lo peor, ya que el artefacto conocido como “The Human Machine” ha terminado de evolucionar, marcando a 1960 como una fecha fatídica.

Mientras tanto, Nathaniel Richards y Howard Stark, dos hombres que dejaron atrás a su familia en 1951 por unirse a la Hermandad, se ven atrapados en un extraño paraje 500,000 años en el futuro.

Para su fortuna, el hombre que les fue encomendado atrapar también está ahí: el padre de Leonid, ‘Night Machine’, también conocido como Nikola Tesla.

– – – – – – – – – –

REVIEW

Este quinto tomo de S.H.I.E.L.D. es una historia de contrastes. De contrastes en ideologías. De contrastes en emociones. En puntos de vista. En creencias. En conocimientos adquiridos u otorgados.

S.H.I.E.L.D. #5 pone en conflicto a varios personajes. Inicialmente, tenemos a Leonardo da Vinci, quien ha viajado al siglo XX para confrontar a Isaac Newton, líder de la Hermandad de Shield. Es aquí donde una doctrina choca con otra. Una pide sacrificios, creencia ciega, fanatismo, a diferencia de otra que es humanista y que aspira a la comunión y a la esperanza.

1956ADe igual forma, se presenta la conversación interesantísima entre Howard Stark y Nathaniel Richards, donde éste último no desea ser absorbido por la misión y el bien común que representa la agenda de Shield si esto significa jamás volver a ver a su familia.

Jonathan Hickman, como escritor de la serie de Fantastic Four desde 2009 al 2012, ha establecido una serie de similitudes entre Reed Richards (alias ‘Mr. Fantastic’ y líder de los Cuatro Fantásticos) y su padre Nathaniel, deshaciendo los mitos originales que lo convertían en un progenitor insensible. Ahora, Hickman dota de una dimensión diferente a este personaje, con el convencimiento de que la emoción no es obstáculo para un hombre de ciencia.

También, es interesante ver como Hickman retroactivamente añade una personalidad muy egoísta en la persona de Howard Stark, quien es nada menos que el padre de Tony (el héroe conocido como ‘Iron Man’), donde vemos como padre e hijo comparten rasgos nocivos que definen a una personalidad atormentada.

A lo largo de la serie hay una secuencia donde aparentemente Howard Stark redacta un documento con el membrete de la organización S.H.I.E.L.D. ¿Será que Stark haya aprendido de sus errores y esté por iniciar una nueva era tanto para él como para la Hermandad?

Otro de los detalles importantes mostrados en este tomo es ver cómo Hickman introduce a un nuevo personaje en la saga en la persona de Nikola Tesla, cuya historia personal y apego por una visión progresista de la ciencia es idónea para formar parte del reparto.

El autor ofrece nuevamente guiños a la historia de los comics de Marvel: el futuro lejano en el que se encuentran Richards, Stark y Tesla es nada menos que “Other Earth”, un futuro alternativo surgido en las páginas de Fantastic Four (vol. 1 #19, de Octubre de 1963), y cuyo backstory, incluyendo visitas constantes por el propio Nathaniel Richards, se dieron en Fantastic Four vol. 1 #272-273 (Noviembre-Diciembre de 1984).

Cabe señalar que el propio Hickman expande el viaje de Nathaniel, Tesla y Richards a Other Earth en Fantastic Four #580 y 581 (2010), incluyendo referencias sutiles a S.H.I.E.L.D. #2.

En el aspecto artístico, Dustin Weaver logra darle el impacto necesario a la historia, donde personajes interesados en la aventura del descubrimiento son recompensados con vistas fantásticas, llenas de detalle fino. Su versión de Other Earth es realmente impresionante, mostrando un futuro desolado de gran impacto.

El discurso filosófico de Hickman se nutre sobremanera por las ilustraciones y composiciones por parte de Weaver, donde establece las diferencias entre Leonardo y Newton a través de una serie de splash pages que detallan de forma atractiva la evolución tanto de la Hermandad, el artefacto conocido como “The Human Machine” y el crecimiento del bebé Celestial (quien fuese encontrado en el tomo anterior).

Esta secuencia dibujada por Weaver nos transporta de 1957 a 1960, año el cual temáticamente se enlaza de forma directa con las profecías de Nostradamus y los cálculos de Newton, que nos ponen a 100 años de la fatídica fecha de 2060, que aparentemente marca el fin de los tiempos.

Así mismo, Hickman también contribuye con sus característicos infogramas, donde nos muestra más claves, artefactos y secretos para quienes hemos seguido esta serie con lupa y sumo cuidado.

S.H.I.E.L.D. #5 establece una serie de formas/modelos de pensamiento cuya disparidad detona conflictos que aseguran un alto nivel de dramatismo, que son presentados en escenarios que cautivan la mirada y desafían nuestra capacidad de asombro.

– – – – – – – – – –

LINEA DE TIEMPO

Las intersecciones entre S.H.I.E.L.D., SECRET WARRIORS y FANTASTIC FOUR se pueden apreciar a través del siguiente diagrama:

SIGUE:
“THE MASTER’S HAND”