Milagro y Magia

“The Best Written Superhero in Comics…”

Esta excelente cita sacada de las páginas de Entertainment Weekly describe de forma ejemplar a una de las series del arte secuencial moderno más veneradas: STARMAN.

Creada por el británico James Robinson, Starman es un tour de force a través de las épocas del superheroismo en el Universo de personajes de DC Comics. Con varios personajes vistiendo los colores e insignias de Starman a lo largo del tiempo, Robinson concentra en una sola serie una mitología vasta, que rinde tributo a una era que el tiempo olvidó, presentándola en un paquete sumamente atractivo para la audiencia contemporánea, llena de elementos de intriga, aventura, horror, misterio, ciencia ficción, noir, romance y drama provocado por la brecha generacional.

La serie de Starman fue publicada en formato mensual (acompañada de varias ediciones especiales, crossovers con otros comics y una miniserie) de 1994 al año 2001, completando un total de 81 tomos (#0-80).

– – – – – – – – – –

El protagonista

Starman narra el rite of passage de Jack Knight, miembro más joven de una familia con un linaje superheroico, y que dedica gran parte de su tiempo a añorar al pasado y operar una tienda de antigüedades. Jack es creado por Robinson, y el autor comenta sobre la tónica de la serie y su héroe:

“STARMAN is about superheroics and shadows and nighttime horrors and all of that, but it’s also about old books and records and collectibles and all the odd facts and details that drift through and around the mind of a fellow such as Jack.”

Su desdén por el legado de Starman crea una fractura en su relación con su padre Ted (Starman original en la Época de Oro de los Comics) y su hermano David.

Sin embargo, Robinson coloca a Jack en la palestra, cuando, a su manera, debe honrar el nombre de Starman, lo quiera o no, defendiendo a su ciudad natal de Opal City de una gran variedad de amenazas y agendas ocultas, ganando de paso grandes enseñanzas para alcanzar la madurez y conformar una vida responsable.

Es claro que Robinson usa a Jack como un medio para hacer un comentario acerca de sus hobbies y pasiones: el coleccionismo, su nostalgia por el pasado y lo vintage, así como a diversos géneros del entretenimiento y la cultura pop.

– – – – – – – – – –

El plan maestro

“… I recall thinking of those nighttime travels through the heavens when I asked Archie if I could do STARMAN.”

El sentido de alcance de la serie es vasto, donde el autor recibe un gran apoyo por parte de su entonces editor, Archie Goodwin (1937-1998) para lograr que el comic llegue a su destino final, cumpliendo objetivos y mostrando el plan maestro que el autor ha orquestado para sus fans.

Y es que desde su primer tomo (#0), Robinson presenta una narrativa a largo plazo que rinde frutos tanto en instancias mensuales y como un todo, expandiendo la leyenda y mitología de Starman, trazando una línea generacional importante, honrando y dando importancia a todos los herederos del manto de este héroe.

– – – – – – – – – –

El reparto de apoyo

Starman es tanto la historia de Jack como la del reparto de personajes que lo rodean, creando una gran historia llena de drama y agradables sorpresas. El autor comenta:

“I also intend to deliver one of the more interesting supporting casts.”

Robinson crea un ensamble de personajes que desarrolla plenamente, desde el linaje de los policías O’Dare (los cuales enlaza sobremanera a la propia historia antigua de Opal City), su novia Sadie (cuyo arco argumental crea el sentido de responsabilidad de Jack para formar una familia), el villano The Mist y su disfuncional familia (quienes desatan todo un sinfín de problemas para Jack) y el enigmático The Shade (un villano de la Época de Oro que es deconstruido con gran estilo por el autor, dándole una dimensión completamente diferente y atractiva).

– – – – – – – – – –

El escenario

Parte del encanto de Starman recae en la figura del escenario en donde se desarrolla la historia: Opal City, una ciudad ficticia y olvidada en la historia de DC Comics. Robinson comenta:

“Some people find DC’s fictional cities annoying, a holdover from a bygone era. I, on the other hand, find them utterly charming.”

Robinson diseña un estilo, una historia y una imagen específica para la ciudad, donde no solamente su estilo arquitectónico Art Decó es su sello característico, sino que eventos relacionados con la historia moderna de América suceden ahí, así como también elementos fantásticos y horroríficos esperan ser descubiertos por Jack a medida que avanza la saga.

– – – – – – – – – –

El legado

“If there is a flaw in the past incarnations of Starman, I see it being that they’ve all been a bit too insular. None of them interacted to any degree with any of the other Starmen. 

There was no overriding hook that anchored them to the DC Universe other than the fact that they shared the name with Ted Knight.

In this book, there WILL be a sense of lineage and history. In the course of this book, we’re going to have an irregular series of single tales loosely grouped together under the banner of TIMES PAST.”

TIMES PAST es una serie de historias autocontenidas, y es el método narrativo empleado por el autor para concentrar todo el backstory de Opal City y el linaje de Starman.

TIMES PAST presenta historias desde el lejano siglo XV, el Viejo Oeste, los inicios de la Revolución Industrial en América, la Segunda Guerra Mundial, la Época de Oro, Plata y Bronce de DC Comics, pasando por los confines del espacio sideral, en el futuro del siglo 30, e incluso hasta lejano siglo 853.

Esta vasta historia es presentada de una forma novedosa, inteligente, con respeto e importancia.

– – – – – – – – – –

El arte

No podemos dejar de lado la contribución de Tony Harris dentro de la serie. Su estilo, cargado de sombras, gran apego al detalle, iconografía, elementos simbólicos, surreales y arquitectura hacen de Starman una serie inusual.

Las portadas pintadas por Harris le dan un gran atractivo a la serie, evocando un estilo antiguo, pero a la vez repleto de modernidad, dándole un sentido de timelessness a su trabajo.

Harris abandona el arte en interiores para dedicarse solamente a las portadas, dándole la estafeta a Peter Snejbjerg, quien le imprime una gran cantidad de sombras que cincelan las expresiones de sus personajes, dándoles una profundidad interesante. Su estilo es adecuado a la historia, la cual en el último tercio se torna más oscura.

Resalta además una imagen impresionante de Alex Ross, la cual presenta en todo su esplendor a los personajes que forman parte de esta inolvidable serie:

– – – – – – – – – –

Colofón

Starman es una serie imperdible, de las mejores que ha publicado DC Comics en toda su historia. La editorial ha editado una serie de tomos recopilatorios en pasta dura que cubren toda la serie regular y sus ediciones complementarias, bajo el título de STARMAN OMNIBUS:

    
   

Para concluir nuestra retrospectiva, reproducimos el guión de la primera página de STARMAN #0, donde James Robinson destila completamente la esencia de una identidad heroica que ha perdurado a lo largo del tiempo, en una ciudad llena de milagro y magia:

There is a city.

A glorious and singular place. Old and yet pristine. Ornate and yet streamlined. A Metropolis of now and then and never was.

Burnley Ellsworth founded it in 1864, using the riches he’d amassed gem mining in Australia. With that in mind, he named his creation after that which had given him wealth.

And so OPAL CITY stands. Glorious and singular.

The city had a champion. A gaudily-dressed “Quixote”; pure and true… but cursed with perpetual melancholy, as “Quixotes” often are. He used a device, this champion — a weapon that could draw power and light from the heavens. And with this, he fought the bad and the wrong and kept his city free or fear.

In TIMES PAST.

For Opal City’s champion, no longer young or strong or filled with the same sense of righteous purpose of late had put the costume and cosmic power aside — turning, instead, back to the heavens to study them all the more.

With the need of a new champion… one arose.

His father’s son. Pure and true.

“And God help the bad and the wrong.”