House of X #3

House of X #3
“Once more unto the breach”
Escrito por Jonathan Hickman
Arte por Paco Larraz
Color por Marte Gracia
Letra por Clayton Cowles
Diseño por Tom Muller
Edición por Annalise Bissa & Jordan D. White

De nueva cuenta tenemos a dos tomos back-to-back en esta narrativa que Jonathan Hickman ha creado para el comic de los Hombres X. Situada en el presente, esta historia en dos partes define claramente a los frentes en pugna. Si Powers of X #2-3 fue un enfrentamiento entre máquinas y mutantes, House of X #3-4 retrocede un siglo para ubicarnos del futuro lejano al presente inmediato, en donde los escarceos humano-mutante llegan a un punto de no-retorno.

“…For you to DIE, you would have to be FORGOTTEN… and no one forgets a founder of a nation.”

La estratagema de los homo sapiens es perfeccionar a una Inteligencia Artificial anti-mutante, algo que Xavier y sus X-Men no pueden permitir. Diálogos ominosos y épicos establecen un escenario de gran riesgo, calamidad y sentido de pérdida, siendo su mayor éxito el confrontar a todos los antagonistas y darles motivos de peso para lanzarlos a una batalla sin cuartel.

Pepe Larraz, Marte Gracia y Clayton Cowles confeccionan un action caper de amplio volumen y consecuencias fatales, de atmósferas variadas y tonos en constante evolución. Tom Muller, por su parte, entrega en esta ocasión bloques de texto que ponen al corriente a nuevos lectores y evitan que los personajes reiteren los hechos que los han llevado a una lucha contra un destino incierto. De igual forma, se explica de manera muy concisa quién es Omega Sentinel—al día de hoy un personaje de complejo backstory dentro de la mitología de los Hombres X—pero que ahora se presenta de manera muy simplificada como un adversario de armas tomar y como un predecesor a los Sentinelas futuristas que vemos en las páginas de Powers of X, sugiriendo para la trama a una figura importante y a tomar en cuenta en la segunda mitad de esta gran saga.

Hickman recupera a Sabretooth en este tomo sólo para volver a dejarlo de lado. Quizás haya sido para justificar (aunque brevemente) la convicción de los humanos para hacerle frente a los mutantes, que al día de hoy se van vuelto incontrolables y elusivos desde su punto de vista. Detalles como estos sin duda son bienvenidos ya que llenan de interés a las motivaciones del reparto, y esto queda de manifiesto cuando se ponderan las notables contradicciones entre ambas mentalidades en pugna, donde la supervivencia de ambas razas desembocan en actos de violencia enardecida, dando por sentado esta segunda vida que se les da a las metáforas con el mundo real dentro de los comics de Marvel.

Como extra, este comic ofrece en su totalidad el alfabeto “krakoan”, el flamante idioma de los mutantes, toda una curiosidad y un recurso gráfico al cual recurriremos una y otra vez para traducir y cifrar esta enigmática y novedosa aportación al acervo de los X-Men.

A pesar de ser un relato corto y directo, House of X #3 es un preámbulo sensacional a un combate sangriento, que se vuelve provocativo en momentos selectos y que cuenta con escenas de gran impacto que permanecen en nuestra mente una vez finalizada su lectura.