What is a comic?

Blaise Larmee es uno de los talentos contemporáneos más interesantes dentro del mundo del comic, con una presencia online que ha construido a base de non sequiturs, declaraciones obtusas y un halo de misterio.

Larmee, circa 2011; foto: blog de Matt Séneca.

A título personal, creo que no se ve a sí mismo como un “comiquero”, sino como un artista visual (o Artista) al que le gustan y usa a los comics como medio de expresión. Su desdén por la industria, sus exponentes, formatos e historia es notabilísimo, y su obsesivo cuidado por no ser definido a través de sus influencias artísticas lo sitúan en un pedestal aparte.

“DISCOURSE OPERATES IN TIME WHEREAS OBJECTS OCCUPY SPACE. BOOKS FUNCTION IN BOTH ‘REALMS’ (HARD TO AVOID SPATIAL LANGUAGE HERE)—THEY ARE AUTONOMOUS THINGS AS WELL AS LATENT FLOWS WHICH REQUIRE ACTIVATION. SOME OF MY BOOKS REFLECT DISCURSIVE NARRATIVE MORE THAN THEY CONTAIN IT. THEY MAY SERVE AS MARKERS FOR MY OWN EXPLORATION OF CERTAIN IDEAS—A WAY OF RELATING TO THE TERRAIN AS I MOVE THROUGH IT.”

Detalles como el anterior forman parte de su léxico: un manejo denso de las palabras, opiniones en un lenguaje de alto-nivel que intencionalmente aliena a la masas, pero que en el fondo nos habla de un exponente de las artes en completo desdén por el aficionado promedio del Noveno Arte y enfocado en lograr un refinamiento personal y una evolución como profesional de la expresión artística, sin decantarse a un estilo o medio de publicación en particular. Dinámico, nunca estático, y claramente con una agenda de la cual somos completamente ajenos.

Su personalidad prácticamente está bajo llave, lo que evita toda categorización. Podemos decir que Blaise Larmee es el personaje creado por un artista para incursionar en los comics sin formar parte de ellos, una alegoría a lo que Morrison definía como “Fiction Suit” hace más de dos décadas.

A continuación presentamos un texto que ejemplifica esta codificación. Parte soneto-poema-haiku, parte análisis de la industria con una pizca de humor negro e ironía, “what is a comic” nos habla de un artista que trata de desprenderse no solamente de etiquetas, sino de toda la cultura que gravita alrededor del comic.

Todas las anotaciones fueron hechas por yours truly. Enjoy.

– – – – – – – – – –

“what is a comic”
Publicado originalmente en comets comets dot com entre 2010-2011.

frejerich neitcszhe [1]
sight gags [2] and puns [3] on the word
holocaust, such as chocoholocaust
and oldercarsliketostaulocaust [4]. the
number j [5] is featured prominently as
a mystical totem. 99 boxes fill a
room [6]. add 1, your brain collapses [7].
cartoon cat running through a pile
of bodies [8], admits profound despair
on the other side: “i thought i
knew what i was doing [9] and lo the
whole culture has been nothing but
poison these eleven score and
fifteen years [10]…what is left but
endless entertainment [11] and
meaningless distraction.”[12] see this
lame attitude breeds
apocalypticism [13]. just ride a bike
faggot [14]. prettygirlnetproblems [15] no
match for rigorous self-analysis [16]
and improvement
mantraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aas [17], peace out shorties i got
nothing but love and respect for
you all [18], take care

[1] Irónico que use a Nietzche, o a un avatar de Nietzche, para analizar a la industria. Fue en sus últimos días que este filósofo intentó definir nuevos aires para su profesión de una manera burlona.

[2] La imagen como génesis del comic, ausente de palabras.

[3] La palabra como medio para satirizar temas complejos.

[4] Comics como una actitud sardónica hacia la vida.

[5] Numerología. La “J” es la décima letra del abecedario, y el “10” como el encuentro del hombre con todo su potencial.

[6] “99”, “9”, nine-panel grid. Formalismos.

[7] La posibilidad infinita de la página, lejos de formalismos.

[8] Maus, de Art Spiegelman, quizás la obra que comenzó toda esta corriente revisionista del comic como medio de comunicación “adulto”.

[9] La realización de que el medio se ha desplazado de manera muy humilde, sin alcanzar su potencial.

[10] El comic estancado. Los malos comics.

[11] [12] El eterno discurso de que el medio del comic debe abandonar la gratificación instantánea y buscar nuevos horizontes.

[13] “El Fin de los Comics”.

[14] Abandonar al medio para encontrarlo nuevamente.

[15] La objectificación de la mujer. La tóxica cultura online.

[16] La escuela originada por “The Comics Journal”.

[17] Comics Theory.

[18] “Shorties” como avatar del comic autocontenido, la válvula de escape.

“I’LL ALWAYS MAKE COMICS AND I’LL ALWAYS BE DISAPPOINTED WITH ITS LIMITS.”
— BLAISE LARMEE.