Cartoonists

Matt Séneca, uno de mis ídolos personales, colgó hace tiempo en Twitter un ejercicio mental bastante bueno y que vale la pena continuarlo:

Cartoonist I dislike: Neil Adams
Para mí, Arthur Adams. Simplemente su estilo híbrido, exagerado y curváceo entre Milo Manara y el Manga no me gusta para nada.

Overrated cartoonist: Seth
En mi caso entre Jen Bartel, Humberto Ramos, Joe Madureira, J. Scott Campbell, Greg Capullo y con todos los clones de la “generación Image” se reúnen vicios que se deberían de evitar a toda costa en los comics, pero en gustos se rompen géneros: anatomía exagerada, ausencia de backgrounds, híperdetalle pero sin acabado fino y close ups/pin ups hasta la asfixia son los que me vienen a la mente de inmediato. Esta categoría es de opción múltiple e interminable.

Underrated cartoonist: Olivier Schrauwen
Sin duda John Paul Leon y Tomm Coker: minimalistas y capaces de añadir textura y profundidad con cantidad de líneas y sombras exactas. Transmiten amplitud y riqueza visual a través de la economía.

Cartoonist I like: Hermann
J.H. Williams III y Marcos Martín. Mientras que uno se consolida como el artista más versatil y camaleónico de la industria (seguido de cerca por Becky Cloonan), Martín ofrece un refinamiento al estilo clásico de la “Era de Plata” pero amplificada y empujándola a la modernidad con un arrojo notable en storytelling, lejos de lo anticuado y el pastiche.

Cartoonist I secretly like: John Byrne
Desde sus pininos en el X-Force de Fabián Nicieza, Tony Daniel es mi “caricaturista” (me disgusta ese término) cuyo estilo me atrae más. Su evolución como artista ha sido notable, lejos de clonar a los maestros, un pecado mortal para los artistas que pierden en sus influencias.

Favorite Cartoonist of all time: Hal Foster
Dado que Séneca pone a un maestro narrador como Foster (“El Príncipe Valiente” es quizá el comic mejor ilustrado nunca), voy a poner a dos narradores que a mi parecer se le asemejan en inventiva, sentido de escala y apego a una anatomía clásica, como lo fueron en su momento Bruno Premiani en DOOM PATROL y Carmine Infantino en FLASH.

GOAT: Moebius
¿El mejor de todos los tiempos? FRANK QUITELY, quién a pesar de heredar un estilo similar a Jean Giraud contiene elementos que lo vuelven no solamente peculiar, bizarro y controversial, sino único en su tipo y que lo alejan de toda comparación con el maestro francés, colocándolos en un pedestal a la misma altura.