Press "Enter" to skip to content

The Dark Knight Trilogy

The Dark Knight Trilogy: The Complete Screenplays
Escrito por Christopher Nolan, Jonathan Nolan y David S. Goyer
Publicado por Opus Books
553 páginas en pasta suave
Primera Edición, 2012
Estados Unidos

Como su título lo indica, “The Dark Knight Trilogy: The Complete Screenplays” ofrece un vistazo exclusivo al libreto cinematográfico del que a título personal es el trabajo más importante dentro del género del superhero film. Este tomo documenta el esfuerzo creativo del laureado realizador Christopher Nolan, su hermano el destacadísimo y cerebral guionista y productor ejecutivo Jonathan Nolan, y el inteligente y muchas veces controversial David S. Goyer, cuya experiencia en el cine y en el medio del noveno arte, los comics, lo convirtió en un recurso muy útil para darle forma a grandes ideas. La puesta en marcha de estas mentes nos entregó sin lugar a dudas una de las trilogías definitivas (y más lucrativas) en la historia del celuloide comercial.

El recordar a esta trilogía nos lleva a hablar de revisionismos: su tónica narrativa nos evoca a la década de los 80s donde la modernización en los comics de superhéroes fue una tendencia popular, estableciendo un tono adulto que se aparta de sus orígenes humildes. Christopher Nolan, a su vez, es el revisionista moderno del film, presentando con estas tres realizaciones el enfoque con el cual los comics on film deben ser tratados: 100% character pieces, ciencia justificada y aterrizada y un script inteligente hacen de Batman Begins (2005), The Dark Knight (2008) y The Dark Knight Rises (2012) toda una sorpresa.

“The Complete Screenplays” es una lectura atrayente e interesante, que desmenuza por completo el desarrollo de un personaje de leyenda como lo es Bruce Wayne, el cual figura en todo momento por encima de su alter ego, el misterioso vigilante conocido como Batman. La trilogía es la tragedia del propio Wayne, quien es rodeado de un insuperable reparto de apoyo que se ve afectado física, mental y espiritualmente por sus hazañas, yerros, ira, culpa, nobleza y convicción.

La lectura nos conduce por el viacrucis de Wayne y los eventos que lo llevan a crear a Batman, para después darnos una segunda mitad en la que el protagonista entiende su rol como el héroe e hijo pródigo de Gotham City, dispuesto a rescatar a esta metrópoli de una historia llena de desigualdad y corrupción.

Este film desarrolla elementos trágicos, donde los autores conjugan los arcos argumentales de Wayne, Harvey Dent, James Gordon, Lucius Fox, Alfred Pennyworth, Rachel Dawes y John Blake, cuyo sentido de lo que es justo se encuentra con toda clase de obstáculos. Gotham City se presenta como la encarnación del crimen, los vicios, la maldad y el reclamo de una sociedad dejada a su suerte por las instituciones, por lo que se requiere de un estilo diferente de impartición de dicha justicia. Personajes como Ducard, Joker, Selina Kyle, Jonathan Crane, Bane y Miranda Tate se consolidan como claros antítesis a este ideal solidario, e intentan erradicarlo a través del egoísmo y el caos.

Los realizadores ofrecen una aventura heroica sin precedentes, dejando al género en una etapa madura, plena, lista para romper moldes. Nunca antes una adaptación de comics había estado tan cerca de convertirse en un art film, en una pieza cuyo reconocimiento y apreciación técnica, actoral y temática alcanzan alturas insospechadas.

Cada relato dentro de esta publicación nos muestra lo que un hombre está dispuesto a sacrificar con tal de enaltecer un ideal que inspire y transforme a una sociedad: su identidad (Batman Begins), su moral (The Dark Knight) y a su vida misma para convertirse en algo eterno (The Dark Knight Rises), y las irremediables y terribles consecuencias que todo esto conlleva.

Como un todo, estos guiones guardan la estructura de una novela, convirtiendo a esta obra en un auténtico page-turner de gran alcance y ambición—algo que es tradicional en la filmografía de Christopher Nolan—dando como resultado una saga con gran sentido de asombro y cohesividad, elevando a estos épicos manuscritos hacia algo más que un tradicional “Viaje del Héroe”, añadiendo capas de análisis social que dejan atrás a cualquier película de superhéroes, volviéndose trascendente, relevante y memorable.