Press "Enter" to skip to content

Tinta Digital (004)

* hemisferio izquierdo
Tuve la fortuna de asistir al sexto juego de la Serie Final de Béisbol de la Liga Mexicana, entre Sultanes de Monterrey–el equipo de mi ciudad– y los Guerreros de Oaxaca.

La postal no podía ser mejor: estadio a reventar, con empate a 2 carreras en la novena entrada, la casa llena y con Guerreros concediendo base por bolas intencionales a dos cañoneros Sultanes, en la búsqueda de ponchar al bateador más débil o forzar el doble play. Entra el ídolo local (y nacido en Monterrey) Ramiro Peña, quien conecta de hit para dejar tendido en el terreno a la escuadra oaxaqueña y con ello ganar el título para el equipo.

Siendo la franquicia más antigua de todas (89 años y contando), al ganar este juego se rompió una larga sequía de 11 años sin campeonatos, para llegar a diez banderines en su palmarés. A pesar de haber sido desplazado paulatinamente por el fútbol en las preferencias de la gente, el Rey de los Deportes siempre ha sido una tradición en Monterrey, y como tal ha unido a esta ciudad en momentos selectos. La actual administración conducida por Multimedios/Grupo Milenio le ha dado un vuelco monumental a la novena regia, y bajo un despliegue comercial y mediático (incluyendo la remodelación del estadio para situarlo a nivel de Grandes Ligas) ha logrado convertir a los juegos de béisbol en un espectáculo familiar y al alcance de todos los estratos sociales, lejos del elitismo que impera en un balompié local y que está lleno de despilfarro, sectarismo enfermiso, inseguridad, reventa desmedida y precios altísimos.

Al ser administrado por Multimedios, Sultanes dejó de contar con prensa amiga y crítica objetiva, y siendo sujeto a una cobertura del periodismo deportivo al mínimo, en un clarísimo conflicto de intereses. El título no solamente reverdece laureles sino que legitima este propósito de convertirlo en un show que no solamente entretiene al espectador sino que obtiene victorias, y la victoria siempre será el camino más sencillo hacia una regularidad, los campeonatos y el cimentar a una afición que se vuelva incondicional. Enhorabuena.

* ¿qué hay en la cabeza de…?

“Ultimately, despite all of the benefits that the internet and social media provide in disseminating information and improving communications, it may have torn down the healthy manner in which we used to consume and debate cinema.”
— Brandon Katz.

* copertina
Catwoman #4, portada variante por Stanley Lau, el popular “Artgerm”:

* modelismo
“A spell on the fourth day”, por @ameizhao (Twitter):

* fonograma y transistor
Una canción: “Love love”, por Take That.

* noveno arte
Me da gusto que “Pretty Deadly”, el comic de Psicodelia Western por Kelly Sue DeConnick y Emma Ríos, todavía dé señales de vida. Ausente desde el 2016, parece que sigue en producción tras revelarse a través de Twitter algunas páginas nuevas. Para algunos pudiera no tener una gran claridad narrativa o que su surrealismo desenfrenado sofoca al lector, pero comics como ese no tienen igual, y por ese rebosante sentido de novedad será bienvenido siempre. Aplausos.

* cupón (optimismo rampante)

* mo(b)ilidad
Mi tienda virtual predilecta es Midtown Comics, y todas las semanas busco sin falta los new releases, los cuales enumero en el siguiente inciso. Basta unos clicks a la versión móvil y tengo precios, portadas, sinopsis y series nuevas que de no ser por esto, se perderían entre los backissue bins.

* última de forros
Comics para esta semana:
Catwoman #4, portada variante de “Artgerm”
Cursed Comics Cavalcade
Flash #56 foil
Suicide Squad #47, portada variante de Francesco Mattina
Supergirl #23 foil, por “Artgerm”
Superman #4 foil + variante
Weatherman #5
Captain America #4, portada por Alex Ross
Spider-Geddon #1 + variante de Spidey de Playstation 4
Venom #7
Go Go Power Rangers #13

10/10/18

freeware ideológico sin compromiso.