The Spy Who Came in From the Cold

Martin Ritt
Reino Unido
1965

Best spy film, EVER. Una producción que le da al género una autenticidad jamás vista, regalando a la audiencia un libreto cinematográfico desafiante, inteligente, parte cautionary tale, parte análisis de la maquinaria que mueve al interés institucional y a la naturaleza humana en conflicto con la sociedad internacional en convivencia, presentado bajo actuaciones fascinantes, electrizantes, y cuyo péndulo moral es notablemente cuestionable.