Press "Enter" to skip to content

Cui bono

Spider-Man: You know what we need? We need some bad guys to punch.

Ronin: Yeah, where ARE the bad guys?

NAlogo

Continuamos con nuestra remembranza a la inigualable Era Bendis en el comic de Avengers.

Una de las cualidades que volvió único al comic de New Avengers fue precisamente esa intención deliberada por darle un vuelco a las tradiciones por un tiempo indefinido, todo con el fin de descubrir un lustre y frescura nunca antes vistos, que posicione a personajes de variado bagaje y prosapia en direcciones insospechadas, y ampliando de esta manera su potencial y atractivo como una propiedad intelectual que sea redituable para una editorial en pleno repunte económico.

El comic de New Avengers ofreció estas variantes de una manera divertida y ocurrente, mezclando a personajes dispares en una sola narrativa, diametralmente opuestos pero con un firme propósito y no solamente por el hecho de impresionar a los fans. Despedazando esas barreras autoimpuestas por los aficionados de hueso colorado, poco a poco este comic fue convenciendo a propios y extraños. Los críticos seguían vociferando pero no eran capaces de dejar de leerlo, lo cual resulta bastante irónico. ¿Por qué leer algo que odiamos? Era la oportunidad perfecta para los fans de la vieja guardia de hacer sentir su malestar, pero no, estaban absortos y completamente interesados por lo que Brian Bendis ofrecía bajo la chistera, aunque sólo fuera para quejarse de ello.

A medida que avanza la historia, New Avengers combina a figuras legendarias con ídolos contemporáneos de reciente creación y de culto, así como también posiciona a personajes que, a pesar de su amplia trayectoria en las publicaciones de la Marvel, jamás habían sido impresos como parte de un comic de los Vengadores.

NEWAVENGERS

La tónica oscura, altamente pesimista y conspiratoria ayudaba en mucho a los planes del autor. La inexistente zona de confort llamaba a la experimentación, por lo que el título se convertía para su beneficio en algo impredecible. A su vez, el status quo impuesto por Civil War revitalizaba al catálogo de superhéroes de esta casa editora, dándoles una nueva oportunidad para brillar y estelarizar diversos títulos mensuales bajo una presentación novedosa.

Esta bonanza le brinda la ocasión precisa a Bendis para revelar su plan maestro, fraguado desde que tomó las riendas de los Avengers en el año 2004. La conspiración que amenazaba a nuestros héroes quedaba finalmente expuesta tras el tomo número 31 de New Avengers: los extraterrestres Skrulls se han infiltrado entre la raza humana, por lo que nadie estaba a salvo.

Sin duda es una historia importante para este universo de ficción. Es un momento oportuno para llevar a cabo cambios importantes. Este cisma trae a la mesa un sinfín de posibilidades, y es el mismo Bendis quien se formula las preguntas correctas: en un ambiente turbio y repleto de superhéroes en bandos opuestos y amistades rotas, y bajo una creciente desconfianza y paranoia, ¿quién se beneficia en realidad?

Cui bono.

Read on…

– – – – – – – – – –

TRAICIÓN

“No one is talking because no one TRUSTS each other anymore.”

— Wolverine.

Si se mira detenidamente, la narrativa alrededor de esta historia es sumamente compacta. El lapso de tiempo que transcurre a lo largo de este arco argumental es relativamente corto, y el guión nos transporta a diferentes escenas que son exploradas a través de las perspectivas y opiniones de varios grupos de personajes. Tras su visita a Japón, los Vengadores regresan a Nueva York con malas noticias y una evidente carga psicológica que destruye la confianza entre ellos.

Apoyándose en el buen ojo para la composición de escenas de un Leinil Francis Yu, Bendis refuerza ese sentido de amenaza constante con múltiples close-ups que son enérgicos para denotar un nerviosismo que es evidente en los protagonistas.

NAV32

New Avengers #32: La verdad está allá afuera, y los Avengers no tendrán tiempo para comprenderla del todo, si es que desean sobrevivir deberán tomar decisiones difíciles.

El tomo # 32 es sumamente divertido por los constantes intercambios de los héroes, evidenciando claramente su malestar:

— Wolverine: What are YOU smiling about?

— Cage: Told you cat someone was pullin’ our strings. Now we know it’s true and we know who’s pullin’ them. Now we got ourselves a show.

— Spider-Man: Seriously, I’m not a Skrull.

— Wolverine: Ain’t that just what a Skrull would say?

— Spider-Man: if I WAS a Skrull, wouldn’t I have picked someone COOL to be? Why would I pick ME?

— Spider-Woman: I think this is a HUGE leap you’re making. One green thing is not a WAR.

— Wolverine: You ever been to war, toots?

— Spider-Man: He’s right. It’s a war.

— Spider-Woman: Maybe—MAYBE it’s a war.

— Spider-Man: And that’s how they’re going to win. Because WE can’t see past a maybe.

— Dr. Strange: Either way… what do we do with THE BODY?

— Spider-Woman: We take it to TONY STARK.

Y este es el detonante que le permite al autor llenar de desconcierto a este tomo. Iron Man en los ojos de los New Avengers es el enemigo, y su repentino ascenso al poder lo posiciona como un posible Skrull. Acudir a él es un rotundo NO.

Acto seguido, Bendis enlaza inmediatamente a este comic con los sucesos ocurridos en las páginas de Mighty Avengers #4: la inteligencia artificial de Ultron lanza un pulso electromagnético que sacude a toda la región neoyorkina, por lo que el aeroplano que lleva a los Vengadores se desploma. Los hechizos de Dr. Strange—cuyas imposiciones arbitrarias sobre los límites de su poder fue un tema polémico entre el círculo de detractores de Bendis—y las telarañas de Spider-Man logran amortiguar el impacto.

Posteriormente, lo impensado sucede: Spider-Woman se abre paso entre los escombros y escapa con el cadáver de la Elektra-Skrull, a pesar de la negativa de un Wolverine quien es puesto fuera de combate de forma implacable por Jessica Drew. Sin lugar a dudas un cliffhanger ejecutado con maestría y espectacularidad.

La sentencia de Bendis es definitiva a partir de ahora. Nada es seguro:

“Sé que la gente está ansiosa de respuestas, y el tomo #32 es una bofetada con guante blanco. Verás la conexión entre New Avengers y Mighty Avengers. Verás a héroes cambiando de equipo, abandonando equipos, y la desconfianza los pondrá realmente a prueba y al límite de lo que puedan soportar.

Todos se dirán muchas cosas. Se señalarán unos a otros. Habrá discusiones de un lado a otro. Ahora tú puedes mirar atrás y pensar ¿quién ha estado actuando de forma Skrully? ¿Quiénes no están actuando como ellos mismos?”

– – – – – – – – – –

GALERÍA DE BRIBONES

“Who the $%^# is Parker Robbins?”

— Wolverine.

New Avengers #33 es uno de los mejores comics escritos por Brian Bendis. Dentro de sus páginas se construyen secuencias muy buenas de comedia y exposición que lejos de ser repetitivas y aburridas atraen por el contrario nuestra atención en todo momento. Mientras los héroes intentan reponerse de sus más recientes heridas, bajo las sombras empieza a gestarse una fuerza maligna que poco a poco se expande y amasa seguidores incondicionales.

Una breve polémica se despertó en la comunidad comiquera por Internet cuando en sus primeras páginas Hawkeye/Ronin recuerda sus primeros días como Avenger, y los intensos entrenamientos y regaños que les sometía Captain America, y que fueron clave para convertirlo en el incomparable y entrañable Vengador que todos conocemos. Como siempre, los fans declaraban airadamente que Steve Rogers jamás se comportaría de esa manera con sus compañeros de armas, pero si lo analizamos detenidamente es algo que seguramente hubiese pasado, y que ofrece un contraste trágico cuando vemos que Hawkeye y sus amigos se encuentran vivos y Steve no, siendo una ausencia que con el paso del tiempo se siente terriblemente más.

ECHO01

¡ECHO! ¡Puedes oír! (1)

Dentro de los detalles particulares de este arco argumental, se encuentra la sutil intervención de un personaje como Maya López, alias Echo. Siendo sordomuda, para los fans cuya agenda era la crítica constante sobre el trabajo de Bendis, veían en esto una oportunidad para salirse con la suya. En páneles selectos—y sobre los cuales la responsabilidad recae más en Leinil Yu y en el letrerista de ocasión—Echo parece no estar tan sorda como parece, pudiendo escuchar onomatopeyas y voces aún y cuando no parece poner atención del todo. Como siempre, haters gonna hate.

— Spider-Man: Okay, kids… guess that’s it for me and the Avengers. Good luck and—

— Cage: Stay.

— Dr. Strange: Okay, how about you go?

— Wolverine: Everyone calm down and eat something. We’ve been going two days without any sleep or food.

— Spider-Man: You act like you’re the ONLY person living in hell here. We ALL are.

— Ronin: Exactly.

— Iron Fist: Exactly.

— Cage: I know.

— Spider-Man: I’m NOT a Skrull.

— Cage: Maybe.

Los Nuevos Vengadores se enteran a través de la televisión de la confrontación entre los Mighty Avengers y Ultron, haciéndose hincapié en que ambas narrativas se desarrollan concurrentemente y en un breve espacio de tiempo.

En términos generales, este comic constituye una piedra angular dentro de los planes a largo plazo de Brian Michael Bendis. Manteniendo una consistencia respecto a la caracterización y diálogo espontáneo entre sus personajes principales, a su vez se ofrece en el argumento de este comic la posibilidad de ampliar el reparto con otros protagonistas de fuerte personalidad y presencia, y que representan como un todo un obstáculo más para los Vengadores. Dentro de la evolución narrativa que hemos visto mes a mes en New Avengers, en todo momento Bendis desecha las fórmulas para moldear a este título de acuerdo a su sensibilidad e intereses temáticos. Ahora toca turno de explorar posibilidades que se acercan mucho a su obra de autor, en donde el género de crimen y castigo ha sido siempre una de sus preferencias.

Bajo este tenor, Bendis nos induce de lleno en las actividades criminales en la comunidad de supervillanos, largamente olvidados durante el período de 2004 a 2007. A medida que los Avengers se enfrascaban en historias de índole personal y que poco a poco manifestaban una desunión, los ‘chicos malos’ eran evidentemente desplazados:

“De lo que estaré hablando a lo largo del año en New Avengers, particularmente, es que alguien sacará provecho de las circunstancias. En el mundo real y tras cada guerra, el crimen tiene un día de campo; Murder Inc., la mafia de Nueva Jersey tras la Guerra del Golfo, etc. Tras cualquier guerra alguien se beneficia de ello, por lo que esta vez tendremos a alguien en ascenso después de un evento como Civil War. Hay alrededor de 600 supervillanos en el Universo Marvel y de los cuales no hemos escuchado en tiempo reciente. Ahora que ya conocimos a los héroes, les toca su turno a ellos.”

Caras conocidas inundan en este tomo, y Bendis les ofrece de la misma manera que a los héroes diálogos de gran poderío y cotidianidad, aunque tomando tonos más oscuros que los hacen realmente peligrosos.

NAV33

New Avengers #33: Mientras los héroes se enfrascaron en una Guerra Civil, ¿dónde se encontraban los supervillanos? Las respuestas y cobertura completa aquí.

El villanísimo The Owl ofrece al mejor postor al mortífero androide de nombre Deathlok. Gente como Madame Masque, Crimson Cowl, Jonas Harrow y Wizard se muestran interesados, pero dicha transacción es detenida por un fulano de nombre John King. Pero King no es una persona a la cual Owl debe de preocuparse o temer. No, Owl tiene que preocuparse y temer de la persona a la que King representa. Apareciendo de la nada, un sujeto encapuchado lo muele a tiros, llenando de plomo a su gorda figura. Se trata nada menos que de Parker Robbins.

¿Quién? Sí, Parker Robbins.

¿Lo recuerdas, no? Pues bien, dentro de la línea de lectores adultos de Marvel MAX fundada por Joe Quesada y el entonces director Bill Jemas, se publicó una miniserie de bajo perfil e ínfimas ventas llamada The Hood, bajo la pluma de un escritor también de bajo perfil e ínfima relevancia en la industria de nombre Brian K. Vaughan, cuyos pininos en el mundo del comic se limitaban a una breve estancia en el comic de Swamp Thing de DC Comics, el cual sufrió sobremanera del desprecio de la crítica y de una pesada loza que significa seguir los pasos de un Alan Moore, el escritor definitivo en la mitología de este prestigioso comic.

Pues bien, Vaughan no se dio por vencido y finalmente dio en el clavo al publicar una obra de autor sumamente provocativa, novedosa y cautivadora en el 2003, de nombre “Y: The Last Man”, la cual lo sacó del anonimato y lo convirtió en un talento cotizado y a seguir en el mainstream. Sin lugar a dudas una voz autoral de gran firmeza y siempre dispuesta a ofrecer cosas nuevas.

Pero “The Hood” aparece en el tiempo en el que apenas Y: The Last Man empezaba a hacerse notar. No ayudaba mucho que MAX era un sello editorial para un mercado cautivo y cuyo catálogo de obras era muy escaso y poco recurrente. Una muerte segura y víctima del olvido.

Pero alguien recordaba a The Hood y las vicisitudes de su protagonista Parker Robbins. Alguien se identificaba con los conflictos internos de un personaje orillado a la delincuencia y que a su vez le mentía a su madre enferma de que era un hombre de bien. Sin lugar a dudas un terreno fértil para un escritor obsesionado con este tipo de historias como lo es Bendis. De nueva cuenta, New Avengers se vuelve una plataforma para introducir historias que le hacen valer su adjetivo de “nuevo”. Nuevos Vengadores, nuevos retos, y ahora nuevos villanos:

“Había mencionado que una de las cosas que pasarían en New Avengers tras Civil War es que uno de los criminales del Universo Marvel tendría la oportunidad de ascender, no para reemplazar a Wilson Fisk como el Kingpin de Nueva York—eso ya se había hecho antes—sino para ascender como alguien al mismo nivel que el propio Kingpin. No solamente para los supervillanos neoyorkinos, sino para todos los supervillanos.

Había sacado al Kingpin de la jugada en el comic de Daredevil por un buen rato. Él es uno de los personajes que, de la misma manera que Nick Fury, es un detonante de historias. ¿Cómo empezar una historia? ¡Kingpin! Eso se había vuelto muy aburrido así que dejé a Nueva York sin el Kingpin y dejé que villanos como Owl o Hammerhead se lanzaran a intentar controlarla. Creo que hemos hecho demasiadas historias de ‘Kingpin en su torre’. Fue una invención de Frank Miller que se ha repetido hasta el cansancio desde hace 30 años. Eventualmente Kingpin regresará o alguien llegará para ser el nuevo Kingpin, pero es exactamente lo mismo, es sólo alguien más siendo Wilson Fisk.

Pero un Kingpin de los supervillanos es un escenario completamente distinto. La idea es que alguien aparezca y diga “¡Hey, bola de perdedores! ¿Quieren dejar de ir a la cárcel? ¿Quieren desquitarse de quienes les han jodido su vida? Bien, hagámoslo JUN-TOS.”

HOOD

Al principio pensé en crear a alguien nuevo. Sin embargo, creí que sería vital si ese personaje tuviera ya una conexión con el Universo Marvel. Y el personaje que encaja para este propósito y del que conocemos muy poco es este personaje creado por Brian Vaughan en The Hood, que se robó unas botas y una capa que le dan sus poderes.

Esta miniserie dejó muchas puertas abiertas para cosas interesantes. Le dije a Brian que Hood es una de esas creaciones que se dejan de lado—como Echo y Sentry—y con las cuales se puede construir algo. Le llamé y si eso no le gustaba, no lo haría. Pero estaba muy emocionado con mis planes y con la agenda que teníamos para él, por lo que le pregunté todas mis dudas acerca de este personaje. En la miniserie, es claramente cuestionable si las cosas que le cuenta a su madre son las cosas que ella quiere oír. También estaba la situación de que una posesión demoniaca era uno de los aspectos principales de sus nuevos súper poderes. Puede que quizás no tenga el control. Si hubo nobleza alguna adentro de Parker Robbins quizás haya sido consumida por lo que esa capucha le ha estado haciendo.

Siento que él nunca fue una persona noble. Más bien era un sinvergüenza. Eso está ahí en la miniserie. Lo que me gusta de esta historia es que pudo ir en ambas direcciones y pienso que es mucho mejor que vaya de la forma en que la estamos presentando.”

– – – – – – – – – –

PARANOIA

“Doctor Strange, my husband thinks I’m a Skrull… He thinks his BABY is a half-Skrull Skrull baby. He is taking his very honorable and very lovable feelings of inadequacy about being a husband and father and he’s twisting them into this very dark place.”

— Jessica Jones.

Brian Vaughan vuelve a ser inspiración para Bendis, pero ahora con el personaje de Dr. Strange. Es en la miniserie de The Oath (2006-07) en donde se revitaliza su imagen y se destacan a otros miembros del reparto tales como Wong y Night Nurse, su nuevo interés romántico. Night Nurse—un personaje de culto creado en los 70s—ya había sido usada por Bendis en el comic de Daredevil, y ahora hace una breve aparición en New Avengers.

Esta ecléctica mezcla de personalidades tiene un spotlight sobresaliente en New Avengers #34. Bendis explora nuevamente la intimidad de este grupo de héroes, cuyas inseguridades amenazan con despedazarlos por completo. Los sentimientos que unen al matrimonio entre Luke Cage y Jessica Jones son aderezados con diálogos profundos y genuinos que de forma elocuente convencen a los lectores de que sus acaloradas discusiones desnudan a dos personas realmente preocupadas por reafirmar su amor mutuo y darle lo mejor a su hija en un mundo incierto e injusto.

NAV34

New Avengers #34: Luke Cage no confía en sus amigos, quienes deberán demostrar su lealtad luchando contra un nuevo villano.

Repleto de momentos cándidos, este tomo #34 ofrece una pausa muy merecida que le permite al lector reflexionar y entusiasmarse con toda la vorágine narrativa que sin descanso les ha lanzado Bendis en los últimos 10 tomos, no sin antes ofrecer instantes de acción con gran intensidad y brutalidad una vez que Wolverine se topa de forma circunstancial con Parker Robbins.

— Dr. Strange: I was HOPING we’d reconvene tonight. But I knew if we DID, the same issues of TRUST would loom. So I did some research and I have found some spells that will show—here it is—the true spiritual nature of the individual.

— Echo: Our true spiritual nature?

— Dr. Strange: A visual projection of who one truly is—versus who they PRETEND to be or are TRYING to be. If one were concealing oneself as a shape-shifter, it would most definitely reveal that. But—

— Spider-Man: Always a but.

— Dr. Strange: But it is a visual projection of the true nature of the individual. A visual projection of for ALL OF US to see.

— Ronin: Meaning it might be REALLY embarrassing.

— Spider-Man: So, if deep down inside, I’m a really hot Italian lady just dying to get out…

— Dr. Strange: We will see you as you truly are… inside.

— Spider-Man: We’re not going back to the House of M, are we?

— Dr. Strange: No. This is just an imagery spell.

— Echo: But what if we’re exactly who we want to be?

— Iron Fist: Are you?

— Echo: Is anyone?

— Jessica Jones: I don´t care about the rest of you. Do it to me so I can get on with my life.

— Cage: Jess…

— Jessica: Shush. I want my husband back. Doctor—throw some dry ice in a pot and let’s go.

— Cage: Jess…

— Jessica: Your daughter needs a father. This ain’t you.

— Spider-Man: When are you going to name that kid anyhow?

— Cage: We did name her.

— Iron Fist: You did? What?

— Cage: Danielle.

— Jessica: Danielle Cage.

— Iron Fist: That’s—that’s really nice.

— Cage: Yo, man. We didn´t name her after YOU. We named her after—

— Jessica: Danny Partridge.

— Cage: Right.

— Jessica: Partridge family.

— Iron Fist: That’s really nice, guys.

— Jessica: You are her family. You KNOW that, right? (Unless you’re really a Skrull, then you can go @##$ yourself.)

— Cage: AND you got matchin’ booties.

— Jessica: Man, he’s been waiting to drop that joke on you.

Wolverine pone en alerta a todos sus amigos de la amenaza de The Hood, y que planea un ataque a la Torre Avenger. Todos ven esto como el momento de la verdad y enfrentar de lleno a sus temores siendo unos verdaderos héroes. En el corazón de Manhattan, los New Avengers ven que los Mighty Avengers salen de prisa de su cuartel para atender una emergencia: una infestación repentina de simbiontes alienígenas.

– – – – – – – – – –

¿ROMANCE?

Una curiosidad dentro de la bibliografía de Bendis en el comic de Avengers es sin lugar a dudas la edición de nombre “Breaking into Comics the Marvel Way”, una antología de historias que representó un breve escaparate a talentos en bruto en el mundo del comic, descubiertos por el editor C.B. Cebulski en su tenor dentro de Marvel Comics.

Publicado en Marzo de 2010, este comic presenta una historia no contada que cronológicamente la podemos ubicar entre New Avengers #27 al 31, pero cuyo impacto es nulo en la obra magna de Bendis. Titulada “Modern Love”, esta historia contó con el arte del novel Christian Nauck, tintas por Terry Austin, color por Matt Wilson y letra por Dave Sharpe.

En ella, se revela que Iron Fist y Spider-Woman tuvieron un breve noviazgo antes del viaje que realizó el grupo a Japón. Para quienes leímos por completo estos comics de Avengers a lo largo de los años, Jessica Drew siempre fue una favorita del autor, y su situación sentimental con otros Vengadores fue una constante.

BICTMW

Breaking into Comics the Marvel Way #1: El amor está en el aire para Iron Fist y Spider-Woman, quienes comparten un momento íntimo.

No cabe duda que Bendis buscó explorar mucho este nexo de afecto entre superhéroes al verse en situaciones extremas, en donde el calor de la batalla hace aflorar sentimientos espontáneos, ya sea producto de la soledad, la ausencia de “normalidad” en sus vidas e interacciones sociales, o bien una adicción hacia la violencia física y las relaciones intensas. Lo mismo fue Ms. Marvel—Wonder Man y Hank Pym—Tigra en Mighty Avengers, como Night Nurse—Dr. Strange, Spider-Woman—Iron Fist, y Clint Barton con Echo, Scarlet Witch y posteriormente con la propia Jessica Drew en el título de New Avengers.

– – – – – – – – – –

ROBOTS, SIMBIOSIS Y VIDEO

“I’m proud of you guys showing up. And I know you’re here because you’re frustrated with what you have versus what you KNOW you deserve. I know that feeling. And for you, for us, that feeling is right. But now that we’re here… Now. Us. All of us together… Things are about to change.”

— The Hood.

Otro gran comic, que explora de forma redonda el nuevo status quo de los supervillanos en esta gran narrativa. Dentro de las tácticas a usar por Hood se encuentra darles un anticipo en efectivo a sus asociados para que se pongan al día y con ello ganar su confianza, además de complacer los caprichos de algunos otros como el psicótico Jigsaw, brutalizando a la ex-Avenger Tigra y amenazándola con matar a su madre si se interpone en su camino.

NAV35

New Avengers #35: ¡Simbiontes en la Gran Manzana! ¡El ascenso al poder de The Hood! El nuevo Kingpin de los Supervillanos surge para tomar control en este Universo Marvel que se colapsa paso a paso.

Un approach muy atrevido para un comic comercial y que le trajo al autor una controversia severa:

“Fue escrito para ser perturbador. Se supone que sería violento y algo completamente distinto a lo que verías en un comic de superhéroes de primera línea. Si lo hubiera escrito para “Powers”, nadie se hubiera inmutado, pero no esperas que esto suceda aquí y ese es el punto.

Realmente, nunca pensé ser atacado por ello y por una simple razón—no existe ningún elemento de índole sexual en esta escena. Fuimos muy cuidadosos, no había nada sexista. Se trataba solamente de una persona que deseaba apalear a un superhéroe. Otra razón por la que creo que no hay misoginia en ningún sentido es que en mi trabajo nunca se ha visto esa intención. En Daredevil, Matt Murdock la pasa muy mal, y eso no me hace ser anti-católico o en contra de la gente con discapacidad. Cada personaje tiene sus momentos.

Si cambiábamos la escena a cosas fuera de pánel, hubiésemos aludido a que algo sexual hubiese pasado. Cada vez que te apartas de algo, estás insinuando que algo peor ha sucedido, o que te quieres pasar de listo. No importa cual fuese tu intención, los lectores se imaginarán cosas peores en su cabeza.

TIGRA

Esto nunca fue una pelea de sexos. Esta es la agenda de Hood y cómo les vende sus ideas a los demás villanos. Ampliando esta cuestión, hay mucha misoginia en los comics y en otros ámbitos multimedia. Incluso el empoderamiento de la mujer es sexualizado, y eso no es bueno. Tienes que ser cuidadoso en cómo muestras todo esto, pero estoy seguro que esta escena jamás cae en eso. Mucha gente pareció comprenderlo desde el principio.

Esto es similar a lo que hacen las Triadas. En el mercado del cine chino, ellos torturan a directores para obtener lo que quieren. Si no lo hacen, directamente matan a sus familias. ¡Horrible! Y estamos haciendo nuestra versión de eso con Hood, amenazando a la gente para hacer lo que les plazca.”

– – – – – – – – – –

PESQUIZAS

“I was FOLLOWING the Skrulls. The trail lead me to The Hood. Which lead me to Deathlok. Which led me to this… This, darlin’ is what you call a LEAD.”

— Wolverine.

Los eventos de este tomo se sincronizan con los publicados en Mighty Avengers #8, en donde el equipo dirigido por Iron Man intenta desesperadamente contener una invasión de simbiontes extraterrestres, que han infectado y poseído a un sector de Manhattan. El simbionte es un concepto clásico y duradero dentro de los comics de Spider-Man, y sus tendencias homicidas se han manifestado en personajes tales como Venom y Carnage.

NAV36

New Avengers #36: Wolverine busca respuestas, y Spider-Woman parece tenerlas. Además: los Nuevos Vengadores vs. El Sindicato del Crimen.

Narrado por Luke Cage, New Avengers #36 explora los sentimientos en conflicto de este héroe, quien se encuentra en la disyuntiva de ayudar a sus ex-compañeros o desconfiar completamente de ellos. Siendo inmune a la infección simbionte, Bendis aprovecha para hacer de Cage el ancla emocional en una aventura que pudiese caer en el molde tradicional en el género de superhéroes. Siendo contraintuitivo, el autor y Leinil Yu escudriñan todos los ángulos de esta pelea a medida que leemos los pensamientos de Cage. Posteriormente descubrimos que estas escenas suceden en medias res, siendo la narración de Luke una crónica de los hechos a medida que platica de estas emociones encontradas con su esposa, Jessica Jones. Ambos comparten un momento íntimo en el que intentan conciliar sus miedos como fugitivos de la ley y las preocupaciones de una paternidad que los ha tomado por sorpresa.

La amenaza es contenida, y esto les da un momento de tregua a estos bandos antagónicos, a medida que intentan controlar el caos suscitado por este incidente de orígenes misteriosos, y sorprenderse a sí mismos ante la notable incomodidad que resulta el ser parte de bandos contrarios y estar ahí mismo haciendo lo que mejor hacen sin poder celebrarlo como amigos.

Los New Avengers se dan cuenta de que Spider-Woman se ha unido al grupo de Tony Stark, por lo que Wolverine se infiltra en la Torre Avenger para saber las razones. Sorprendiéndola en la ducha, se gesta una jocosa conversación la cual nos muestra la predilección de Leinil Yu para dibujar a la figura femenina con gran exuberancia. Fan service al máximo.

Jessica le dice a Wolverine que su reacción fue justificada: el contarle a Tony Stark sobre la invasión Skrull era la forma más certera de asegurarse cuáles eran sus intenciones.

Insatisfecho, Wolverine se retira para unirse nuevamente con su equipo. Todos juntos buscan a The Hood, olfateando su rastro. Parker Robbins observa los reportes noticiosos sobre el incidente de los simbiontes, pero antes de que pueda hacer algo es interceptado no por los New Avengers, sino por los New Avengers acompañados de los Cuatro Fantásticos, Thor, los Hombres X, los Mighty Avengers… y ¿Howard the Duck?

– – – – – – – – – –

LA VICTORIA

“Do you even KNOW the name of the Demon whose powers you possess?”

— Dr. Strange.

El cliffhanger del tomo anterior fue un ardid confeccionado por Dr. Strange para sorprender a Hood y sus secuaces. Howard the Duck es una obsesión personal de Leinil Francis Yu, y continuamente encuentra oportunidades para incluirlo en sutiles cameos, de la misma manera que un Todd MacFarlane metía a Felix the Cat en sus comics de Spawn en la década de los noventa.

Es Yu quien se lleva las palmas, al mostrarnos un combate sin cuartel que es mucho más que espectacular, sino impredecible y con una composición de escenas sumamente compleja y que se esfuerza mucho por poblar cada pánel de la mayor cantidad de personajes posibles pero con una gran claridad narrativa para llenar de gran detalle las peleas que se desarrollan tanto al frente como en el fondo.

NAV37

New Avengers #37: ¿La caída de (el nuevo) Kingpin? Eso está por verse, ya que los supervillanos tienen lo que los héroes carecen: unión.

Mención aparte merece Dave McCaig, quien sin lugar a dudas se consolidó como el mejor colorista de la industria en aquellos años, siendo sus colaboraciones con Yu realmente sensacionales. Su variedad cromática y buen ojo para encontrar las mejores opciones para darle gran impacto a sus ilustraciones no puede pasar desapercibida.

— Wizard: I just want to go!

— Ronin: And I want a pony.

— Spider-Man: You want a pony?

— Ronin: I WOULD like a pony.

— Spider-Man: This is like the kind of game show you’d see in Japan.

— Wolverine: Heh.

— Spider-Man: Oh my god! Did I just make you laugh?

— Wolverine: Don´t push your luck.

— Spider-Man: I just made him laugh!

Dr. Strange se da cuenta de que un demonio está en posesión de Parker Robbins, y le advierte al criminal de lo peligroso que es el no conocer el nombre de una criatura como esa, ya que podrá consumir su alma si no lo controla. Yu nos muestra esa visión maligna de una manera colosal.

ECHO02

¡ECHO! ¡Puedes oír! (2)

La pelea termina con el triunfo de los Avengers, quienes tras un largo tiempo logran descargar su frustración. Siendo encarcelados por la agencia de seguridad y contraespionaje de S.H.I.E.L.D., parece ser que los días de Parker Robbins como el ‘Kingpin de los Supervillanos’ han llegado a su fin.

Pero, este es el comic de New Avengers de Brian Michael Bendis, por lo que las victorias y satisfacciones de sus protagonistas siempre serán agridulces. Poco le dura el gusto a S.H.I.E.L.D., ya que Hood utiliza sus poderes demoniacos para montar un contraataque brutal para rescatar a todos sus compañeros:

“I told you—new rules. It’s over when WE say.”

– – – – – – – – – –

LA REVANCHA

“This is it. No goofing around. No showboating or speeches. No one gets out.”

— The Hood.

La confrontación entre los Vengadores y Hood concluye en el Anuario #2 de New Avengers, publicado en noviembre del año 2007. Amenazando nuevamente a Tigra, Parker Robbins da con el paradero de sus enemigos en la casa de Stephen Strange.

— Wolverine: I’m starving.

— Wong: No!

— Wolverine: No?

— Wong: I’ll get it FOR you. What do you want?

— Ronin: Wong, bubbie. You’re a magician’s apprentice, not a butler. We can make our own—

— Wong: The kitchen has an ORDER to it. Every time one of you goes in there—

— Wolverine: I’m hungry.

— Wong: Doctor, please, my kitchen. You promised my kitchen would—

— Night Nurse: Stephen?

— Wong: Doctor? Are you—?

— Dr. Strange: Don´t! DON´T TOUCH ME!

— Spider-Man: Should we do something?

— Ronin: Did he get hurt?

— Cage: I didn´t see him even get a cut.

— Jessica Jones: Magic stuff.

— Iron Fist: Maybe we should skedaddle and let him have the place to himself for once.

— Cage: And go where?

— Wolverine: Hungry.

— Iron Fist: Logan, respect the man.

— Spider-Man: I should go home, anyhow. And I´m not leaving because two grown men are minutes away from having a knock-down-drag-out over where the spatula goes. I have to figure out which one of you is a Skrull… because NOW I think you’re all Skrulls and I´m on the weirdest reality show EVER.

Concurrentemente a este comic, se establece que el buen Doctor es víctima de una crisis existencial tras los sucesos publicados en la miniserie de World War Hulk, el evento del verano para Marvel en dicho año. Habiendo usado magia negra, Strange es envuelto por un sentimiento de culpa que lo afecta severamente en su relación con sus compañeros.

ECHO03

¡ECHO! ¡Puedes oír! (3)

Esto se vuelve clave en los instantes climáticos de la lucha entre los villanos y los Vengadores. Siendo emboscados, los héroes reciben un embate brutal, aun y cuando Tigra aparece para ayudarlos y desquitarse de los malhechores.

Un dato curioso es un breve cameo de una camioneta la cual tiene estampado el logotipo de OCEANIC, la aerolínea ficticia de la afamada serie de televisión LOST, transmitida por la cadena ABC entre 2004 y 2010. En ese momento, el show estaba en la cúspide de su éxito, y su presencia multimedia era más que frecuente. Un período de bonanza que fue acabándose a medida que su narrativa serializada se volvió más robusta, compleja y severamente cuestionada por la crítica especializada, pero que a final de cuentas nunca diluyó su impacto dentro de la cultura pop y en los anales de la televisión estadounidense como uno de sus exponentes definitivos.

NAVA02

New Avengers Annual #2: ¡Los Nuevos Vengadores vs. El Sindicato del Crimen, Round 2! Es todo o nada para The Hood, quien pretende cobrárselas todas. Además: un ex-Avenger aparece, y un New Avenger dice adiós.

Strange hace uso nuevamente de habilidades más allá de su control, fulminando a todos los villanos al unísono. Parker logra escapar, y en una breve pero poderosísima secuencia, Bendis hace hincapié que efectivamente The Hood es influenciado por un poder superior. Este hecho no pasará desapercibido, pero pasaría mucho tiempo todavía para que veamos sus últimas consecuencias. Este villano llegó para quedarse.

Este comic fue ilustrado por el filipino Carlo Pagulayan, cuya composición es sobresaliente, con un apego en el detalle fino y nutridos escenarios, con gran ojo para combinar momentos sombríos, cómicos y de combates de alto octanaje. Su estilo se apega al tradicionalismo del superhero comic –fisonomía naturalista y excelente dominio de las expresiones faciales para denotar estados de ánimo en cambio constante entre los protagonistas—pero a través de escenarios ilustrados con páneles grandes propios del manga. Jeff Huet provee líneas de tinta muy finas que en todo momento enfatizan ese amplio detalle que el ilustrador ofrece en su trabajo. Justin Ponsor sigue con sus colores el ejemplo de Dave McCaig y provee una consistencia que es necesaria para un comic como New Avengers que se mueve entre el pesimismo y la pirotecnia.

Considerándose un riesgo para su seguridad, Strange abandona a los Avengers en forma definitiva. Pasarían cerca de dos años para que Bendis trajera a este personaje a la palestra de nueva cuenta, en New Avengers #51.

Ms. Marvel aparece con soldados de S.H.I.E.L.D. para arrestar a los criminales, dándole la oportunidad a Cage y compañía de irse en paz.

Sin embargo, Strange no es el único de los Nuevos Avengers en dejar al grupo: a las puertas de la Torre Avenger aparece nada menos que Jessica Jones, quien con su hija en brazos les implora asilo.

– – – – – – – – – –

ESCENAS DE UN MATRIMONIO

“Are you @#$% kidding me?”

— Luke Cage.

Tras New Avengers #31, Marvel había anunciado a su próximo evento para el verano del 2008: Secret Invasion, el cual llevaría a su punto de ebullición los planes a largo plazo de Bendis. La editorial, en un intento por preparar el terreno y crear interés de los lectores, eligió a ciertos comics y los publicó con una bandera de nombre SECRET INVASION: THE INFILTRATION.

Una de esas publicaciones fue New Avengers #38, la cual resulta bastante peculiar ya que representa una reunión entre Bendis y Michael Gaydos, creadores de la ahora clásica serie de Alias, la cual narró durante cuatro años las vicisitudes de Jessica Jones y su creciente romance con Luke Cage.

NAV38

New Avengers #38: LA INFILTRACION: Llegó el momento de la verdad para Luke Cage. Debe dejar ir lo que más ama si desea protegerlo. Además: La verdad llega a oídos de los Mighty Avengers.

Nostálgico al 100%, este comic evoca la estética visual de aquel comic y un argumento cargado de conversaciones nutridas de drama, reclamaciones, decisiones difíciles y determinaciones de vida. La crisis matrimonial entre Jessica y Luke es palpable, en donde ambos no logran llegar a un terreno común a pesar de que su preocupación por la seguridad de su hija es mutua. Intercambios como éste son recurrentes y hacen a esta edición algo muy especial:

— Jessica: I signed.

— Cage: You signed what?

— Jessica: You know what. You know where I am. You need me to say the words?

— Cage: Yeah, I guess I do.

— Jessica: I had to protect our baby.

— Cage: So YOU ran to Tony Stark.

— Jessica: You know this is not what we—

— Cage: You KNOW? You know WHAT, girl? After all this?!

— Jessica: I know our baby wasn´t safe in the environment we were providing for her, LUKE. The bad guys came crashing through the front door, LUKE. What the @#$% was I supposed to DO, Luke? I´m not going to screw up being a mom like I screwed up everything else in my life!

— Cage: …

— Jessica: I’m not going to DO it! THIS is the thing I’m going to do right!

La contribución más importante al plot principal es el hecho de que Cage les hace saber a los Mighty Avengers acerca de la infiltración Skrull en el planeta Tierra. Su desconcierto no dudaría mucho dado que Secret Invasion sería publicado casi inmediatamente.

– – – – – – – – – –

INFILTRADOS

“When they come, be ready…”

— Wolverine.

Otro comic de New Avengers con el subtítulo de THE INFILTRATION. Esta edición ofrece un espacio para que veamos un poco más la interacción de Maya López con los Vengadores, siendo ilustrado nada menos que por el creador de Echo, el reconocido artista visual David Mack.

López no se siente segura de encajar en todo esto, y decide hacer un patrullaje por la noche. De pronto, Daredevil sale a su encuentro y Maya le pregunta las razones por las que fue elegida para formar parte del grupo. Sin embargo, las respuestas que él ofrece no son lo suficientemente convincentes:

— Daredevil: You’re—you’re like this whole rebel super hero person now. You’re an Avenger.

— Echo: I’m WITH them. Don´t know if it makes me ONE of them. Yet.

— Daredevil: Were you coming around looking for me?

— Echo: I had to—I need to know… Why did you send Captain America to me?

— Daredevil: Captain America is dead.

— Echo: Yes. I-I mean…

— Daredevil: Oh! Oh! You mean BEFORE.

— Echo: Yeah.

— Daredevil: It was the right thing to do. It worked out, right? Look at you.

— Echo: …

— Daredevil: Right?

— Echo: And who are you REALLY?

En efecto, Daredevil no es quien dice ser, sino que se trata de un Skrull impostor. Para sorpresa de todos, este enemigo posee una combinación de las habilidades de superhéroes como la Antorcha Humana y los Hombres-X. Wolverine acude en auxilio de Maya, y ambos se ven claramente en desventaja contra su rival. Oponiendo férrea resistencia, logran hacer que el Skrull emprenda retirada, sobreviviendo a un sangriento combate. Wolverine asume que ella era el eslabón más débil y el blanco perfecto para ser reemplazada.

NAV39

New Avengers #39: LA INFILTRACION: El enemigo, oculto desde hace tiempo, sale de las sombras para acechar a Maya López, la mujer llamada Echo. Pero Wolverine ha llegado al rescate, ¿no es así?

Al día siguiente, Clint Barton confronta a Maya. En tomos anteriores se sugería de manera tangencial una tensión romántica entre ellos. Es él quien le confiesa finalmente sus emociones. Fundiéndose en un beso apasionado, ambos consuman su atracción.

Sin embargo, es evidente la incertidumbre que rodea a Echo. En resumen, y a medida que avanzó la narrativa de Brian Bendis, su papel como Avenger se vio reducido a una intrascendencia que dio al traste con aquella emocionante y prometedora entrada en esta saga en el tomo #27.

Pero me estoy adelantando. Además de servir de puente para la entrada triunfal de un evento como Secret Invasion, New Avengers #39 alcanzó una notoriedad que alcanzó tintes muy incómodos.

Y es que David Mack—cuyo arte surrealista y experimental en acuarela y collage lo convirtieron en una estrella dentro de la industria—toma una serie de decisiones equivocadas en un intento por adaptarse al estilo que el comic de New Avengers había mostrado de manera regular:

“Debido a la naturaleza de esta serie, tuve que desarrollar un estilo para este tomo que mejor se ajustara a la vibra que comunicaba el guión. La gente que está familiarizada con mi trabajo, sabrá que tengo una variedad de estilos para cada proyecto en los que participo. En New Avengers #39, me aproximé a un arte inspirado en los comics de Marvel de Jack Kirby, pero con el espíritu e influencia de artistas contemporáneos como Paul Pope y Joe Quesada. También me involucré con personajes con una mitología icónica y profunda. Fue una maravilla dibujar a Wolverine y a Hawkeye (Clint Barton) en esta historia. Me divertí dibujando a Echo en este contexto de una historia de equipo y orientada a la acción. Incorporé partes de Joe Quesada en Daredevil y Leinil Yu en New Avengers.”

A diferencia de esfuerzos previos en el comic de Daredevil, Mack desecha toda opción de integrar sus acostumbradas atmósferas oníricas a la saga de los Vengadores. En su lugar, emplea en sus composiciones de personajes una serie de poses que llamaron poderosamente la atención de Rich Johnston, maestro extraordinario del gossip comiquero, con una carrera de más de 20 años ventilando verdades incómodas y compartiendo rumores en la blogósfera.

Pues bien, Johnston tiene una reputación cuestionable que lo convierte en persona non grata en los ojos de las publicadoras y para un gran número de profesionales en el medio. Su vieja columna “Lying in the Gutters” en ComicBookResources.com y su acostumbrado comentario en el sitio BleedingCool.com le asegura una presencia permanente como ave de las tempestades.

Johnston descubre ciertas similitudes en el arte de Mack en New Avengers #39 con ciertas páginas, portadas, páneles y elementos gráficos publicados previamente. En pocas palabras, este artista se encontraba paseándose peligrosamente entre la línea que separa al homage del plagio:

Se dice que la portada original, fotorreferenciada de una sesión de fotos para la revista Flaunt, provocó que Marvel lanzara un memorándum interno que prohibía terminantemente a sus ilustradores crear arte proveniente de material que no fuera propiedad suya. Marvel reemplazó esta imagen con otra composición hecha por Mack.

Segmentos extensos dentro del comic hacían referencia directa al comic de Gen 13: Ordinary Heroes, publicado en el lejano 1996 e ilustrado por el súper estelar Adam Hugues:

Ante esto, Mack dio la cara y declaró lo siguiente:

“Durante la preparación de la apariencia que tomaría esta edición, quise abrazar el estilo tradicional del comic pero manteniendo las cosas realistas a la vez, y me considero un fan de la manera en la que Adam (Hugues) tiene la habilidad para lograrlo. Consideraba a su estilo como una forma de entrenamiento para poder empezar a dibujar este comic, y particularmente en la forma de capturar la etnicidad Nativo-Americana. Como se sabe, usualmente pinto a Echo de cierta manera para comunicar dicha etnicidad.

Algunas veces y a medida que te involucras en un proyecto te toma algunas páginas el poder eliminar de tu sistema esas influencias. Mis respetos para Adam, tienes que darle crédito a quien honor merece y espero que esto se vea más como un homenaje y no distraiga del contexto de la historia.”

Y las poses de Daredevil nos evocan claramente a un Alex Maleev:

MACKMALEEV002

“Cuando estuve haciendo la segunda historia de Echo entre la etapa de Bendis y Maleev en Daredevil, intenté hacer que se viera el comic como el Daredevil de Maleev para que encajara en la continuidad. Por otro lado, en esta historia las imágenes de Daredevil poseen características icónicas de artistas consagrados en Daredevil.”

El Internet, como siempre, implotó y se partió a la mitad (ja-ja), generando una lluvia interminable de críticas e insultos hacia David Mack que afectaron de manera notable su reputación, poniendo en duda su capacidad como artista, y que llevó a varios profesionales en el medio a un debate abierto sobre estilos, influencias, propiedad intelectual, homenajes, y términos como el “uso justo” de material multimedia.

MACKMALEEV001

Hasta el día de hoy, sigue siendo una experiencia sumamente desagradable y que le añade otra pizca de polémica (o infamia, como lo quieras ver) a la saga de los Vengadores de Brian Bendis.

– – – – – – – – – –

COLOFÓN

Repleta de momentos extraordinarios y controversiales, New Avengers #32-39 y New Avengers Annual #2 representan comics memorables que individualmente y en conjunto tienen prácticamente de todo: intriga, misterio, emoción, conflicto, incertidumbre, humor, acción, drama, tragedia y muchas sorpresas, siendo la búsqueda de confianza entre los propios héroes su hilo conductor. También, el autor prosigue con su acostumbrada tónica argumental que prioriza al diálogo casual y a las conversaciones que en apariencia son rutinarias, pero que siempre resultan fascinantes.

A un ritmo acelerado, Bendis propulsa a este relato a grandes alturas y establece una línea narrativa que se mantendría vigente durante los siguientes tres años (2007-2010), en donde dos bandos antagónicos claramente definidos se enfrascaron en encarnizadas batallas y en juegos del gato y el ratón repletos de gran interés, diversión y consecuencias. Un guión que en todo momento hipnotiza al lector y cuyo propósito es enriquecer ese sentido de unión que se respira alrededor de los Nuevos Vengadores y su precaria situación.

SIGUE: SUPERHERO BAR MITZVAH