Interludio Uno: genética en la galaxia de Andrómeda

Continuamos con nuestra remembranza a la inigualable Era Bendis en el comic de Avengers.

Tras el término de la exitosa saga de Civil War a principios del año 2007, el calendario de publicaciones de Marvel Comics se aceleró a un ritmo notable, y esto debido a la cohesividad que mostró su universo de ficción tras el término de aquel crossover. Nuevos títulos de tiraje mensual y series limitadas coparon los stands, ofreciendo un nutrido abanico de opciones para el lector. Entre esos nuevos comics se encontraba la miniserie de nombre “New Avengers: Illuminati”, co-escrita por Brian Michael Bendis y Brian Reed, acompañados en el arte secuencial por el talentosísimo ilustrador británico Jim Cheung.

El irregular calendario de publicación de este comic (con 5 tomos impresos entre 2006 y 2007) me da la oportunidad de redactar varios “interludios” dentro de mi crónica de los Vengadores de Bendis y que he estado publicando en este blog. Dado que la narrativa y plan maestro de este escritor se esparce entre varios títulos y en temáticas muy específicas, el separar a cada una de ellas usando a esta miniserie de los Illuminati me parece una buena idea.

– – – – – – – – – –

INTERLUDIO UNO: GENÉTICA EN LA GALAXIA DE ANDRÓMEDA

NAILLUMINATI1New Avengers: Illuminati #1
Escrito por Brian Michael Bendis y Brian Reed
Arte por Jim Cheung
Tintas por Mark Morales
Color por Justin Ponsor
Letra por Cory Petit
Diseño de producción por Kate Levin
Edición por Tom Brevoort, Molly Lazer y Aubrey Sitterson
Publicado originalmente el 20 de diciembre de 2006

Esta miniserie ofrece un escaparate hacia diferentes sucesos a lo largo de la historia del Universo Marvel, bajo la perspectiva de los “Illuminati”, un grupo integrado por los superhéroes Iron Man, Mr. Fantastic, Dr. Strange, Professor X, Black Bolt y Namor, quienes se reúnen en secreto para lidiar con asuntos de gran relevancia y bajo sus propios términos.

En este primer tomo, se revisita al épico arco argumental de la “Guerra Kree-Skrull”, publicada por Marvel Comics entre 1971 y 1972, y que con el paso del tiempo es considerada como uno de los relatos definitivos dentro de esta franquicia. Esta historia resultó novedosa para su época, en donde las aventuras multi-partes apenas entraban en boga en el mundo de los comics mainstream – que durante los 50s y 60s presentaban antologías con segmentos autocontenidos y en pocas páginas. El espíritu libre y multi-género de la Guerra Kree-Skrull (con pequeños pero nutridos lapsos que entraban y salían del género de superhéroes y del Sci-Fi, y que se daba el tiempo de divagar pero sin perder el interés del lector) marcaron un hito sin lugar a dudas.

New Avengers: Illuminati #1: La Guerra Kree-Skrull: ¿Qué hicieron los Illuminati y por qué han puesto en peligro a la raza humana?

El conflicto entre las razas alienígenas Kree y Skrull llegó a la Tierra, convirtiéndola en un campo de batalla en donde una trama conspiratoria envolvió a los Vengadores y su reparto de apoyo. Bendis, en el one-shot de New Avengers: Illuminati (2006) ofrece una atinada atmósfera de reflexión para sus personajes, quienes ponderan las consecuencias catastróficas que pudieron haber ocurrido si este conflicto no se hubiera resuelto a su favor. Aquellos quienes están dispuestos a tomar acciones respecto a éste y otros sucesos de la misma envergadura deciden reunirse clandestinamente, no importando la pérdida paulatina de su moralidad.

Este contexto es provisto ligeramente para quienes leímos esta miniserie, gracias a un recurso que ha sido invaluable dentro del comic comercial contemporáneo: las “recap pages” o páginas de resumen ofrecen en párrafos cortos pero concisos una recapitulación de los elementos esenciales que hay que saber antes de disfrutar de cada comic publicado por Marvel. Establecido desde el año 2000, este segmento que combina en un diseño compacto e inteligente tanto logos, texto, tipografía, créditos del equipo creativo, indicia legal e imágenes significativas provocó un auténtico cambio cultural para la vieja guardia, acostumbrada a obtener la información necesaria en base a infodumps y a una saturación exagerada de descripciones y diálogo expositorio, propio del comic de los 70s hasta finales de los 90s, siendo herramientas que en los albores de este siglo XXI están más que obsoletas. Estas recap pages forman parte de un proceso consciente de hacer de los comics comerciales experiencias más amigables e inclusivas para nuevos lectores, con un contenido más preciso y esbelto.

Illuminati #1 desecha preámbulos innecesarios e inicia frenéticamente, con nuestros protagonistas apareciendo en el reino de los Skrulls para imponerles un mensaje claro de dejar en paz a la raza humana. Desafortunadamente, estos extraterrestres arremeten y los capturan para estudiarlos a fondo.

La lectura de este comic es vertiginosa, y esto es gracias al arte secuencial de un equipo creativo de gran experiencia y de calidad probada en el medio. Jim Cheung ofrece vistas espectaculares y acción de alto octanaje, dotando a los Illuminati de expresiones y atinados silencios que demuestran su desesperación ante lo que a todas luces fue un plan completamente salido de su control. Su preocupación es palpable en todo momento. Justin Ponsor ofrece una gama nutrida de colores para esta aventura espacial, y consolidándose como el colaborador no. 1 para elevar el arte de Cheung a alturas insospechadas. El siempre capaz Mark Morales – quizás de los 5 mejores entintadores de la Marvel en los últimos 20 años – no falla al respetar con su fina línea los trazos ultra-detallados al que nos tiene acostumbrado este ilustrador.

Bendis acierta al imbuir a su guión de este mismo sentido de urgencia, reemplazando intercambios cándidos por una auténtica carrera contra el tiempo con tal de sobrevivir. A medida que avanza este título el autor tuvo la oportunidad de darles un respiro para explorar experiencias e interacciones más amenas.

Los autores establecen una tónica retrospectiva sobre ciertas historias suscitadas en el pasado, y que prometen repercusiones severas en el acontecer actual, aunque cabe señalar que esta intención no se logra cumplir por completo una vez leída la totalidad de esta obra, dejando opiniones encontradas. Sin embargo, es clara la ambición de Bendis a pesar de lo modesta que podría parecer esta miniserie. En diversas entrevistas, el escritor revela la conclusión a la cual desea llegar:

“El “gancho” de este comic es que aquí encontrarás todas las cosas que ellos han hecho, y lo que hicieron tras la Guerra- Kree-Skrull fue algo grande, te lo aseguro. Una vez que lleguemos a la época actual, sus secretos los sabrán su familia y amigos – los demás Hombres X, los Vengadores y los Cuatro Fantásticos sabrán finalmente lo que ellos han hecho a sus espaldas, y habrá mucha gente molesta con ellos. Es al final de esta historia que los Illuminati saldrán a la luz, causando un verdadero lío en cada uno de sus comics mensuales, y cuando lleguemos al último tomo será también su caída, una vez que lo que hayan hecho en el pasado volverá para explotarles en la cara.

Algunos lo tomarán a mal, otros lo entenderán a sabiendas de que era un secreto y guardarán silencio. La premisa de todo esto nos llevará hasta esa última imagen, de los llluminati al descubierto. Algunas veces sólo basta una imagen para llenar tu cabeza de ideas, pero tengo en concreto los pasos que seguirán a través del argumento. Posteriormente, hicimos una amplia labor de investigación, leyendo viejas historias e incluso acercándonos con los autores originales para saber qué estaban pensando, lo que querían hacer y qué les fue permitido hacer. Si tocábamos a la Guerra Kree-Skrull, teníamos que investigarla completamente.

Y sí, puedo escuchar sus opiniones acerca de mí investigando… ¡Retcon, bastardo! pero ya verán.”

El tema recurrente dentro de esta miniserie es sin lugar a dudas el de la arrogancia y el duro precio que hay que pagar por ella. A título personal, creo que el autor no logra completamente conducir a estos personajes hacia un punto de no retorno, ni en esta miniserie ni en posteriores trabajos, a pesar de ser un concepto narrativo de un gran potencial y siendo publicado en una época de notable experimentación dentro del género de superhéroes, en donde se logró llevar a personajes clásicos e “inamovibles” a extremos de gran novedad en los ojos del consumidor tradicional. Es el autor Jonathan Hickman, con su muy peculiar estilo para construir macro-sagas a largo plazo llenas de high concepts, caracterizaciones épicas y escenarios de alto riesgo, el que nos ofrece el relato definitivo de los Illuminati entre los años 2012 al 2015 en las páginas de New Avengers vol. 3, cumpliendo a carta cabal esta promesa.

Tras el escape de los héroes, el Emperador Skrull pone a trabajar a sus científicos, utilizando los datos recabados con el fin de obtener un modo de contraatacar a los humanos y conquistarlos, sin importar cuánto tiempo haya que esperar para consumar esta venganza.

Pero todos sabemos que ni el monarca ni esta generación de Skrulls vieron los frutos de su trabajo… ¿o sí?

SIGUE: YOU’RE ACTING A LITTLE SKRULLY