Press "Enter" to skip to content

Partiendo el Internet a la mitad

BENDIS008“So the Internet was really REALLY nice to me today.
Tomorrow is going to hurt, isn’t it?”
— Brian Michael Bendis.

Es en el año 2004 en el que el prolífico y multigalardonado Brian Michael Bendis inicia su etapa como escritor en el comic de Avengers, editada por la siempre admirada y polémica Marvel Comics, y que tras poco más de 5 décadas de historias publicadas se consolida como uno de los títulos más longevos y populares dentro del arte secuencial.

Avengers presenta aventuras dentro del siempre polarizante género de superhéroes, y en sus páginas integra tanto a figuras legendarias, clásicas, de culto, arrastre comercial o de reciente creación dentro de su catálogo de personajes, tales como Captain America, Hulk, Iron Man, Thor, Hawkeye, Quicksilver, Scarlet Witch, Vision, Black Widow, Luke Cage, Iron Fist, Wonder Man, Ant-Man, Wasp, Spider-Man, Wolverine, entre muchos otros.

Desde 1963, Avengers resalta en sus páginas una tónica narrativa basada en el triunfo del heroísmo sobre las peores adversidades posibles, donde el sacrificio, el valor y la protección del inocente son valores inquebrantables: Cada tomo de la serie siempre inicia con un lema muy especial, el cual resalta cierto tradicionalismo que es contagioso:

“And there came a day, a day unlike any other,
when Earth’s mightiest heroes found themselves
united against a common threat.
On that day, the Avengers were born
— to fight the foes no single super hero could withstand!”

Pero es Bendis quien – y en el transcurso de casi 9 años como guionista de este comic – desafió las convenciones impuestas sobre este relato de ficción serializado, en formas tanto originales como drásticas, sorpresivas y siempre controvertidas, un cúmulo de sucesos que en su momento levantaron ámpula y que gracias al advenimiento del Internet como medio de difusión por excelencia para el comic del siglo XXI, convirtieron a este autor estadounidense en blanco de un sinfín de elogios, insultos y críticas – favorables e injustas a la vez – y que han dividido a su audiencia entre el contundente desapruebo de la “vieja guardia” y la audiencia contemporánea ávida de aventuras cortas y directas, populistas, accesibles, novedosas y fuera de la norma.

En el Avengers de Bendis no existe un punto medio. Estás a favor o en contra de sus giros en la trama, de su descaro, de la distintiva voz que se le imprime a cada miembro del reparto y cuyas interacciones logran puntos de encuentro con nuestra manera de vivir y sentir lo cotidiano, lo mundano, y que jamás pensábamos que podríamos hallarlo en nuestros comics predilectos, así como de su lugar preponderante en ventas a pesar de los constantes reclamos iracundos y apasionados sobre su contenido. Lo amas. Lo odias.

I created a new villain today: CHANGE!
And everyone is scared of him!
EVERYYYYYYONNNEEEE!!
— Brian Michael Bendis.

En retrospectiva, las obras que este autor ha publicado bajo este título forman un mapa interesante que traza la evolución que la propia línea editorial de Marvel Comics ha experimentado en los últimos tiempos. Y es que a lo largo de este fructífero período, Marvel y su base de lectores incondicionales han visto un proceso de cambio significativo, el cual se refleja mes a mes con personajes revitalizados y un universo más cohesivo, en donde constantemente se presentan conceptos que dan fruto a nuevos y mejores relatos para esta gran familia.

Desde la siempre comentada y teñida en la infamia Avengers Disassembled (publicada de Agosto del 2004 a Enero de 2005) y pasando por la intrigante, pesimista, pero emocionante New Avengers (Enero 2005-Abril 2010), Bendis demuestra que su tenor estará siempre bajo el ojo del huracán. Inquietantes conceptos como Secret War (Febrero 2004-Diciembre 2005), House of M (Agosto 2005-Enero 2006) y New Avengers: Illuminati (Mayo 2006) nos hablan de un intento franco por ofrecer constantes cambios al status quo de este título. En el caso de la controversial saga de los Illuminati, se revisitan comics clásicos y contemporáneos tales como la Guerra Kree-Skrull, The Infinity Gauntlet, Secret Wars, Marvel Boy y la Infiltración Skrull, siendo todos vistos bajo una nueva perspectiva repleta de acalorada polémica y opiniones encontradas.

De igual forma, el autor esboza intentos de relativo éxito por darle un nuevo lustre a miembros secundarios de su amplio ensamble, tales como Spider-Woman (con Spider-Woman: Origin de Diciembre 2005-Abril 2006 y co-escrito por Brian Reed, así como una segunda edición en 2010, cancelada tras 7 tomos) y Moon Knight (de 2011-2012 y cancelado tras 12 ediciones).

Tras los sucesos de Civil War (Julio 2006-Enero 2007) – un ultra popular y comercialmente apabullante crossover escrito por el autor escocés Mark Millar, y cuyas repercusiones causaron la división entre los Vengadores fundadores en diversas facciones antagónicas – surge el título de Mighty Avengers (Mayo 2007-Diciembre 2008) en donde sus eventos son entrelazados con el propio título de New Avengers. El propósito de esto es el conducirnos hacia Secret Invasion (Junio 2008-Enero 2009), un comic que nos revela un plan maestro por parte de Bendis y que se venía gestando desde mucho tiempo atrás, que nos toma desprevenidos completamente.

Es la propia conclusión de este relato que da lugar a otro magno evento: Dark Reign, la cual lanza al mercado un nuevo título de nombre Dark Avengers (Marzo 2009-Junio 2010), y que es considerado por muchos como el punto más fino que Bendis alcanzó como guionista de los Vengadores.

Esta expectativa del fanático por “lo que sigue”, “lo que viene en el futuro cercano”, marcaría la tónica dentro del calendario de publicaciones de Marvel, un auténtico efecto dominó. Siege (Diciembre 2009-Mayo 2010) le da cerrojazo a Dark Reign de una forma triunfal, llevándonos de la mano hacia la línea editorial de naturaleza ‘back-to-basics’ de The Heroic Age. Bendis aprovecha este alto perfil para contribuir con cuatro títulos de su autoría: “Avengers” (Mayo 2010-Noviembre 2012), la miniserie de “Avengers Prime” (Junio 2010-Enero 2011), el relanzamiento de “New Avengers” (Junio 2010-Enero 2013), y “Avengers Assemble” (Marzo-Octubre 2012), lo que supone la consolidación de los Vengadores como un generador rentable de proyectos finitos y a largo plazo, publicaciones e ideas que saturan al mercado mes a mes, para bien o para mal según el cristal con que se mire, como fue el caso de la malograda miniserie de “Avengers vs. X-Men” entre Abril y Octubre de 2012.

Su labor al frente de este magnum opus culmina con la continuamente discutida miniserie de “Age of Ultron” (Mayo-Junio 2013), cuyo desenvolvimiento narrativo dejó en shock al medio del comic comercial, ganando un sinnúmero de detractores como sutiles halagos pero con grandes reservas, y que como un todo dejó con un sabor agridulce a su último período como autor de los Vengadores.

A pesar del amplio espectro de opiniones encontradas, Bendis ha convertido a los Avengers en una relevante FRANQUICIA INSIGNIA, llena de historias con gran calidad, liderazgo comercial y que desde un punto de vista holístico mantienen una efectiva consistencia interna y una importancia que ha sido duradera. Sin lugar a dudas toda una gran saga de principio a fin.

Es indudable la influencia que el comic de Avengers ha tenido para consolidar a su propiedad intelectual dentro de la conciencia colectiva del público mainstream, haciendo que figuras como la de Captain America, Thor y Iron Man se vuelvan sumamente rentables, lo que ha dado como resultado un debut más que satisfactorio en la pantalla grande con películas individuales tales como Iron Man en 2008, Iron Man 2 en 2010, Thor y Captain America: The First Avenger en 2011, y que establecen nexos significativos unas con otras, un universo compartido que en definitiva llenó de anticipación y emoción tanto a los fanáticos como espectadores casuales.

El debut de la película homónima en mayo del 2012 y su impactante éxito taquillero (recaudando más de un billón de dólares) es testamento fiel del hito que representó el comic de Avengers bajo la pluma de Brian Michael Bendis, una obra que por sí misma da paso a una transformación radical para el comic comercial, en donde entrañables ídolos a cuatro colores dejan de “pertenecerle” a los puristas, al otrora ghetto del comic book fan que el nuevo siglo ha reivindicado, y que ahora junto a una nueva generación – que acepta y abraza por igual a estos entrañables héroes – exigen entretenimiento inmediato, con calidad y que enriquezca su experiencia como consumidores, algo que este comic cumplió a carta cabal en todo momento y que aún con la partida de este destacado escritor lo sigue haciendo.

“I see some of my peers are working in fear lately.
Fear of what? I am not sure.
Shake it off. We need fearless.
Get ballsy.”
— Brian Michael Bendis.